Qué tipo de abogado se necesita para cambiar un préstamo bancario

En ocasiones los préstamos bancarios vienen con clausulas abusivas que pueden ser impugnadas ante un juez, y así lograr cambiar un préstamo bancario de forma legal.

Especialmente en los préstamos de naturaleza hipotecaria, es frecuente la presencia de condiciones supuestamente redactadas en conjunto por el banco y el cliente, que en realidad la entidad de crédito impuso de forma unilateral y supone un perjuicio a los intereses del contratante del préstamo, pero muy beneficioso para el prestador, al cual le conviene cambiar un préstamo bancario así.

Clausulas suelo y techo

  • En las hipotecas el banco coloca un mínimo y un máximo a cobrar en el tipo de interés, alegando que ello supone tranquilidad para el cliente. Pero el valor más bajo, por debajo del cual se aplica ese tipo de interés y no el indicado mediante referencia al Euribor, es muy alto, de modo que el cliente no se beneficia de él, y el superior es tan elevado que se estima que por muy mala situación que haya en el mercado, nunca se alcanzará.
  • Un ejemplo de ello es poner un suelo de un 5% y un techo del 20%, para una hipoteca con condiciones de euribor + 0,60, cuando la realidad del mercado es que el euribor está en el 2% y aún en los tiempos de crisis nunca superó el 5%, por lo cual el cliente siempre pierde y el banco siempre gana; se hace pues necesario el cambiar un préstamo bancario eliminando suelo y techo.
  • Pero para eliminar ésa clausula abusiva y así poder cambiar un préstamo bancario se requiere denunciar al banco ante los tribunales, y para ello se requiere un abogado especializado en derecho mercantil, el cual redactará la demanda, las medidas cautelares propuestas, y finalmente, la denuncia de los hechos y el aporte de las pruebas ante el juez.

Préstamos con seguro de pago

  • Ofreciendo la garantía de responder al pago del crédito en el caso de que el titular no pueda hacerlo por causas sobrevenidas, se acopla un seguro a las condiciones del préstamo. Una modalidad de dicho seguro supone un recargo que perjudica al contratante, bien por que fija el tipo de interés de la hipoteca a un interés al que se valora que el mercado jamás llegará.
  • La otra es un seguro por desempleo que supone pagar una cuota extraordinaria al año, y que en caso de fallo de pago, solamente responde por esa cuota, de modo que supone pagar una cuota de más si no hay percances, o pagar las doce cuotas, pero una de ellas en concepto de "seguro" en vez de como cuota normal de amortización.
  • Para cambiar un préstamo bancario anulando ésas condiciones abusivas, así como solicitar las cuotas pagadas como seguro, es necesario contar con los servicios de un abogado mercantil o administrativo.