Rebajas online: cómo ir de compras sin salir de casa

En Internet se pueden encontrar buenos precios gracias a las rebajas online, pero hay que informarse sobre los gastos de envío, las tallas y las devoluciones.

A todos nos gusta comprar ropa a precios baratos. Sin embargo, no siempre tenemos tiempo de acudir a los comercios y muchas veces no llegamos a tiempo para comprar los artículos baratos o, simplemente, no nos gusta el bullicio que se forma en las tiendas en épocas de rebajas. La mejor alternativa para estos casos son las rebajas online.

¿Qué son y por qué existen las rebajas online?

En Internet podemos encontrar unas gran cantidad de tiendas de ropa online. Muchas veces, las rebajas online consisten en productos fuera de temporada o de los que existen una gran cantidad de artículos (esto se denomina exceso de stock). En definitiva, Internet es aprovechado por las empresas para desprenderse de artículos que no pueden exponer en las tiendas.

 

En otros casos las rebajas son un instrumento para incentivar la compra. Hay webs que rebajan a conciencia los artículos durante un tiempo limitado. Así ejercen cierta presión al cliente para que se apresure a comprar antes de que las ofertas terminen. Es importante estar atento a estos saldos.

 

Por último, están los vendedores particulares en páginas de venta de artículos de segunda mano. Al ser artículos usados, el precio es sustancialmente más barato. Sin embargo, a veces se pueden encontrar vestidos muy baratos que no han sido usados más que una vez.

Puntos a tener en cuenta cuando se buscan ofertas online

Lo más importante en relación con el precio de los productos que se anuncian en las páginas de rebajas online son los gastos de envío. En ocasiones, los gastos de envío son tan altos que las compras no compensan. Para evitar un gasto excesivo es recomendable buscar en la página web si existe un precio de compra a partir del cual los gastos de envíos sean gratuitos. Una buena idea si no quieres comprar mucho es ponerte de acuerdo con algunos amigos para comprar artículos entre todos en un solo pedido y ahorrar los gastos de envío.

 

Por último, el gran problema de las rebajas online son las tallas. Como no podemos probarnos la ropa, lo mejor es comprar en páginas webs que dispongan de una tabla de tallas dependiendo de lo que mida tu espalda, tu cintura, tu cadera y de lo alto que seas. Algunas incluso fabrican los artículos a medida si les das tus tallas. También es importante que te informes sobre la política de devoluciones por si no se ajusta bien la ropa que has pedido.