Receta de la tortilla de patata: trucos de profesional

La receta de la tortilla de patata es famosa en todo el mundo, pero sólo los cocineros más expertos conocen los secretos que la hacen irresistible a cualquier paladar.

Si bien la tortilla de patata es uno de los platos más típicos de nuestra gastronomía, que nos une e identifica como país, no existen dos iguales aunque se hayan utilizado los mismos ingredientes para elaborarla. Y es que hacerla no es tan sencillo, para que esté en su punto debe quedar jugosa, tierna y esponjosa y con el sabor tan entrañable de las tortillas que comíamos en casa.

Ingredientes

  • Para hacer la tortilla de patata tradicional se necesitan: cuatro huevos, tres patatas grandes, una cebolla, 250 mililitros de aceite y sal.

Elaboración

  • Para empezar, pela, lava y trocea las patatas en cuadrados pequeños y, luego, pica la cebolla y resérvala. Pon al fuego una sartén con el aceite y, cuando esté caliente, echa las patatas y sálalas a tu gusto. Pasados unos instantes, añade la cebolla y deja freír todo a fuego lento hasta que esté tierno y dorado.
  • Retira los ingredientes con la ayuda de una espumadera y déjalos reposar en un colador o en un plato con papel absorbente hasta que el aceite se escurra bien. A continuación, bate bien los huevos con una pizca de sal, añade las patatas y la cebolla, y deja reposar todo unos minutos para que se empapen bien y adquieran la consistencia ideal.
  • Vuelve a calentar la sartén con unas gotas de aceite, añade la mezcla anterior y espera unos instantes hasta que la parte de abajo empiece a cuajarse. Dale la vuelta a la tortilla con la ayuda de un plato llano grande, cuaja la otra parte y ya está lista para comer.

Trucos de profesional

  • Para que tus tortillas de patata queden exquisitas, puedes usar diferentes trucos. Por ejemplo, para que quede más jugosa, prueba a añadirle a los huevos un chorrito de leche fría y no mezcles la patata y la cebolla con el huevo hasta que estén más bien frías. Así evitarás que el huevo se empiece a cuajar de inmediato y que la tortilla esté más melosa por el centro.
  • Para que salga más esponjosa, separa la yema de la clara de los huevos, y monta éstas últimas a punto de nieve. A continuación, mezcla de manera envolvente ambas partes y agrégale las patatas y la cebolla a la preparación. Conseguirás el mismo resultado, si le añades a los huevos bien batidos una cucharadita de levadura.
  • Y como último consejo, utiliza ingredientes caseros, sobre todo los huevos. Es la clave para que la tortilla esté realmente sabrosa.