Receta para hacer helado de limón casero

Se acerca el verano y el helado de limón, con su frescor, nos apetece cada vez más. Lo mejor, más sano y cómodo es hacer helado de limón casero nosotros mismos, en nuestra propia casa

El calor se acerca, y empieza a apetecer el tomar bebidas refrescantes y helados. Un helado muy rico y refrescante es el helado de limón. El hacer helado de limón casero es nuestra propia casa, es algo a tener en cuenta.

Ventajas de hacer helado de limón casero
Hay muchas razones para hacer helado de limón casero: Disponer de helado cada vez que queramos, saber qué estamos comiendo y poder variar a nuestro gusto la cantidad de limón y de azúcar para tener helados de limón que nos gusten más que los comerciales.

Helado de limón fácil
Una receta sencilla y fácil de hacer para preparar helado de limón consiste en tomar 5 limones grandes, cortarles la tapa con un cuchillo y vaciarles el contenido, con la ayuda de una cuchara. La pulpa así obtenida, la ponemos en la batidora, junto con un bote mediano (de unos 350 gramos) de leche condensada, y batimos. Una vez bien batido, echamos la crema en el interior de un cuenco grande. Metemos al congelador, recordando ir a remover la crema cada hora para que no se hiele, y así quede cremoso. Al cabo de 5 o 6 horas, dependiendo de la potencia del congelador, tendremos lista la crema de helado, y podemos ponerla en los limones vaciados.

Otra manera de hacer helado de limón
Exprimimos 5 limones grandes, y al jugo obtenido le agregamos 5 cucharadas soperas de azúcar. Tomamos 2 huevos y les separamos claras y yemas. Batimos las yemas en batidora junto con el jugo de limón azucarado. Las claras las mezclamos con un bote pequeño de leche condensada de unos 125 gramos. Unimos las dos partes, batiendo con un tenedor, y lo metemos en un cuenco al congelador. Debemos sacarlo cada hora y batir un poco para evitar que el helado se convierta en un bloque de hielo. Removiendo cada hora, conseguimos que el helado nos quede cremoso.