Receta para preparar un delicioso kebab casero

Exquisito y exótico kebab casero bajo en grasas y fácil de preparar, ideal para acercar a amigos y familiares una de las delicias culinarias más internacionales del Medio Oriente.

Disfrutar y compartir un buen kebab casero está al alcance de todos. Si bien para la cultura occidental es aún un plato exótico, la preparación es simple y los ingredientes accesibles. Con un poco de tiempo y voluntad, se puede preparar en la tranquilidad del hogar este delicioso y antiguo plato de origen persa, a la vez que se respeta una dieta equilibrada y baja en grasas.

Un poco de historia

  • Aunque algunos recién ahora lo conocen, el kebab, cuyo significado es “carne a la parrilla”, tuvo su origen en Persia hace aproximadamente 200 años. Si bien actualmente se puede conseguir en distintas partes del mundo por su gran aceptación en la cultura occidental, su consumo es más frecuente en Turquía, Irán, Pakistán e India.
  • Hoy existen abundantes variaciones del kebab, incluida su versión vegetariana, aunque los más comunes son con carne de cordero, pollo y ternera. Los musulmanes, religión predominante en los países donde el kebab casero es típico, nunca los preparan con carne cerdo porque está proscrito en el Corán.

Receta del kebab

  • Para preparar un rico y saludable kebab casero, se necesita un kilo de chuleta de ternera, 200 gramos de cebolla, 200 gramos de tomates, 100 gramos de pimientos verdes, un diente de ajo, un vaso de aceite de oliva, dos cucharadas de vinagre, el zumo de medio limón, dos cucharadas de salsa de tomate, una cucharada de mostaza y sal, pimienta y pimentón a gusto.
  • Para la elaboración de la salsa, primero se pica el ajo y se mezcla con aceite de oliva, el zumo de un limón, la salsa de tomate, el vinagre, la mostaza y los condimentos. Se coloca toda la mezcla en la batidora hasta que se forme una salsa homogénea. Después, se corta la carne en forma de dados y se sumergen en la salsa, dejándola reposar por un espacio de dos horas en la nevera.
  • Posteriormente, se corta el tomate, el pimiento verde y la cebolla a un tamaño parecido al de la carne. Una vez que haya transcurrido el tiempo señalado, se retira la carne de la salsa y se coloca en unos palillos con brochetas, intercalando la carne con las verduras. Las brochetas preparadas se pueden asar a la plancha o a la parrilla.
  • El kebab casero elaborado con estos ingredientes, es bajo en grasas, ideal para contrarrestar los problemas actuales de obesidad y colesterol alto. Si no se desea usar las brochetas, este kebab casero puede servirse dentro del pan pita o árabe.