Recomendaciones de moda para tallas grandes

Llevar la talla justa, no vestirse anticuadamente sino de acuerdo con la edad y utilizar colores sólidos son algunas sugerencias para las mujeres que usan tallas grandes.

Para quienes deban usar tallas grandes, la moda no tiene por qué convertirse en una pesadilla. Por el contrario, siguiendo unos consejos adecuados y sencillos de cumplir, como el evitar la ropa holgada, puede convertirse en una fuente de satisfacción y alegría para cualquier dama robusta.

La medida y el estilo adecuados

Una tendencia de algunas mujeres de tallas grandes es a usar blusones y vestidos anchos, como para ocultar la silueta. Esto, lejos de ayudar, produce el efecto contrario, pues hace lucir a la persona más gruesa de lo que realmente es. A su vez, llevar ropa uno varios números menores al adecuado da la sensación de que se ha engordado últimamente y termina resaltando las formas inadecuadamente.

 

También es usual, por la dificultad de encontrar prendas de tallas grandes, que algunas mujeres gruesas vistan con ropa anticuada, lo que sumado a las dimensiones de la persona, la hacen parecer más vieja. En algunos casos, la situación contraria, como es usar vestidos demasiado juveniles, comunica la idea de que quien las lleva no está a gusto con su cuerpo.

 

En conclusión, la ropa debe usarse en la talla adecuada, lo más ajustada al cuerpo posible sin que se sienta apretada, y debe estar actualizada con la época y con la edad de quien la viste, emitiendo el mensaje de que la persona no se acompleja de su figura y generando confianza que a su vez se transmite a quienes la observan.

Consejos para quienes deben usar tallas grandes

Una recomendación clásica es vestir diseños con rayas verticales, nunca horizontales, pues las primeras hacen lucir más alta y delgada a la mujer, mientras que las segundas acentúan las dimensiones y volúmenes. También los expertos en moda han aconsejado llevar, por ejemplo, cuellos en V, así como escotes, que resaltan los atributos de cualquier dama de talla grande.

 

Asimismo, las blusas y pantalones unicolores o de colores neutros son mejores que los vestidos de flores o estampados, por ejemplo. Por último, en el caso de los pantalones, es mejor llevar los de corte recto, en especial si se tienen las caderas muy anchas, pues estos disimulan cualquier asimetría y dan la sensación, de igual forma, de una mayor estatura, lo cual suele favorecer a quienes usan tallas grandes.