Recomendaciones para coleccionar monedas de plata

La numismática es una afición en la que tienen cabida monedas antiguas y conmemorativas. Su conservación y rareza incrementarán el valor de coleccionar monedas.

La numismática es el arte y afición de coleccionar monedas y billetes de diversas épocas y culturas. El coleccionismo de monedas es una afición popular, y no tiene por qué estar ligada a un importante desembolso de dinero. No es difícil encontrar monedas de plata, lo más arduo de hacer una colección es la catalogación posterior.

Cómo iniciar la colección

Antes de coleccionar monedas de plata debemos plantearnos qué colección queremos. Una posibilidad de realizarla es adquiriendo monedas antiguas de plata, tarea difícil pero muy interesante. Otra opción más fácil es la de adquirir monedas conmemorativas de eventos políticos, culturales y deportivos, al alcance de todos y con un precio asequible.

 

La adquisición de las monedas puede realizarse en tiendas especializadas, mercadillos de artículos antiguos, Internet, subasta pública, intercambio entre coleccionistas, oficinas de Correos e incluso en Embajadas y Consulados. Es preceptivo contar con un libro de referencia en el que apoyarse al coleccionar monedas, en la adquisición y la catalogación.

Consejos para el coleccionista

Diversos elementos serán necesarios para coleccionar monedas, así como para administrarlas y para disfrutar de ellas. Unas pinzas con extremos de goma (la moneda nunca debe tocarse con las manos), un tapete de fieltro (que evitará el contacto de las monedas con mesas y demás muebles), y álbumes archivadores o bandejas expositoras para guardar toda la colección.

 

Si se pretende coleccionar monedas de plata sin que estas pierdan su valor, debemos evitar en ellas cualquier raya o abolladura por lo que puede ser eficaz usar los envases individuales de plástico que están a la venta para tal efecto. Nunca debe limpiarse la moneda, se estropea y pierde valor numismático (la suciedad es un valor añadido al objeto antiguo).

 

Finalmente, para coleccionar monedas se prestará atención, en su adquisición, a la rareza de las monedas (Corriente, Escasa, Rara) así como a su estado fisico (Flor de Cuño, Sin Circular, Buena Conservación, Mala Conservación). Cuanto más raras sean las monedas y menos usadas estén, más valor tendrá la colección de monedas que se esté realizando.