Recomendaciones para preparar la casa para hacer obras

El inicio de obras en casa puede conllevar graves por lo que es recomendable tomar medidas como cubrir el suelo con plástico o embalar parte del mobiliario para evitar desperfectos.

Normalmente se realizan obras en el hogar cuya complejidad varía dependiendo de lo que se desee, sin embargo, en cualquiera de los casos que se puedan dar lo que está garantizado es que la casa estará expuesta al polvo que se libera al levantar suelo, paredes o muebles así como a otros materiales como son barnices, pintura de las paredes y pegamentos industriales. Es por ello que resulta de vital importancia prepararlo para que las alteraciones sean las mínimas.

Embalaje adecuado y cobertura de muebles

En primer lugar, resulta imprescindible guardar todas aquellas pertenencias que puedan estar expuestas a sufrir desperfectos durante las obras. Estas se colocarán dentro de las cajas hasta que alcancen el tope. A continuación se cerrarán convenientemente y se prensarán unas sobre otras para evitar que estas puedan ser un estorbo para el trabajo de los obreros.

 

 

Asimismo, se tendrá especial consideración por los muebles de las habitaciones que vayan a estar en obras. En el caso de los dormitorios, aunque los profesionales suelen llevar plásticos resistentes, será recomendable taparlos con mantas que no sirvan para otro menester salvo en el caso de la cocina y el baño que, al tratarse de muebles de materiales como el mármol, resultan más fáciles de acondicionar.

 

El cuidado del suelo y el mobiliario anticuado

Cuando se hacen obras en un piso puede ser que se tengan que tirar muebles demasiado usados o anticuados por lo que resulta conveniente contar con una empresa que venga a recogerlos como es el centro reto. En este tipo de asociaciones el servicio es gratuito sólo que se tiene por costumbre dar la voluntad a los trabajadores.

 

 

Por último se debe poner especial cuidado en los suelos, especialmente si estos tienen parquet o cualquier otro material susceptible de deteriorarse con la pintura, agua o elementos industriales. La cobertura de los mismos con plásticos resistentes en venta en cualquier ferretería o en grandes superficies especializadas en bricolaje y reformas darán resultados satisfactorios y asegurarán su preservación.