Recomendaciones para viajar con un ordenador portátil

Viajar con un ordenador o una tableta portátil, aunque resulta útil y sencillo, requiere tomar medidas para protegerlo contra daños y robo, sus principales amenazas.

Aunque pueda parecer incómodo, viajar con un ordenador representa grandes ventajas, pues los avances en las tecnologías Wi-Fi y 3G permiten al usuario mantenerse conectado a Internet y aprovechar el tiempo al máximo. Basta seguir algunos consejos prácticos y efectivos para evitar malos ratos.

Precauciones contra daños y extravío

Aunque es factible guardarlo en el equipaje que se va a facturar, normalmente estos reciben golpes e impactos que pueden dañar el ordenador, por lo que no es una opción recomendable. Adicionalmente, si la maleta se extravía, es posible que la línea transportista no esté obligada a pagar el coste real de reposición del ordenador sino una suma global por todo el contenido de la pieza perdida.

 

Por ello, al viajar con un ordenador, es mejor llevarlo como equipaje de mano. En este caso, es conveniente colocar en el reverso del portátil una etiqueta identificadora, para que si se extravía pueda ser remitido al propietario.

 

Solo como prevención, si se conserva la factura de compra del ordenador es buen momento para llevarla consigo, pues pudieran requerirla en la aduana si se va a viajar con un ordenador al exterior, o para reclamarlo si se hubiese extraviado y es encontrado por otra persona.

 

Al viajar con un ordenador, el maletín donde se guarde el aparato debe tener suficiente acolchamiento por si el ordenador sufre alguna caída o golpes. No deben guardarse en aquel sustancias que puedan derramarse, como colonias, cremas de afeitar o lociones, pues dañarían el ordenador si el frasco se rompe o abre.

Precauciones contra robo

El riesgo mayor de viajar con un ordenador es que lo roben; de hecho, los portátiles son la pieza preferida de los ladrones, puesto que tienen un tamaño compacto y un precio considerable.

 

Por ese motivo, es indispensable que se esté siempre pendiente del maletín donde se lleva el portátil, no dejándolo nunca desatendido. Otra opción es colocarlo dentro de una maleta pequeña que no revele que se trata de un ordenador.

 

Aparte del robo del hardware, perder un portátil significa que toda la información contenida en él puede estar a disposición del ladrón. En consecuencia, si se va a viajar con un ordenador es prudente, en primer lugar, retirar los archivos que no se van a utilizar y almacenarlos en otro dispositivo que se quede en casa. Respecto a la información que debe mantenerse en este, lo prudente es encriptarla.

 

Es importante tener en cuenta, al viajar con un ordenador, que algunos dispositivos, como ciertas tablets PC, tienen una herramienta que permite su localización; lo procedente es activarla y usarla inmediatamente en cuanto se haya detectado el robo.