Recuerdos para fiestas infantiles que duran de por vida

Tradicionalmente, al final de la fiesta todos los invitados se llevan un recuerdo del agasajado. Sin embargo, hay veces en las que luego, el recuerdo termina olvidado en un cajón. Aprenderemos entonces a realizar recuerdos para fiestas infantiles que perduren en el tiempo.

Hay tantos recuerdos para fiestas infantiles como niños festejando en el mundo. Desde una pequeña figura de porcelana hasta una bolsa de tul con confites, existen recuerdos para todos los gustos. No obstante, a veces, dada la poca utilidad del objeto, éste acaba olvidado en un cajón. Para que esto no suceda y nuestros invitados nos recuerden para siempre, veremos cómo hacer recuerdos para fiestas infantiles bellísimos y funcionales.

La foto del agasajado, una opción original
Un pequeño porta retrato con una bonita foto del protagonista del evento, forma parte de los recuerdos para fiestas infantiles que no serán olvidados. Este recuerdo tiene más posibilidades de terminar colaborando con la decoración de los hogares de los invitados que del olvido del fondo del cajón. Además, es un objeto que podremos realizar, con un poco de tiempo previo a la fiesta, en casa y con una mínima inversión. Sólo necesitaremos pintar a nuestro gusto unos pequeños porta retratos de madera que podemos mandar a hacer a una carpintería y colocarles la foto del agasajado.

Un anotador personalizado
Una agenda o un anotador, son otra idea original para crear recuerdos para fiestas infantiles. Podemos comprar en una librería anotadores con las tapas lisas y luego personalizarlos añadiéndole en cada tapa una foto del niño del cumpleaños y escribiendo en letra bonita la fecha del evento. Así, este recuerdo le puede servir al invitado para, por ejemplo, anotar números de teléfono o agendar distintas actividades.

Lápices de colores
Esta última opción también es bonita y funcional al momentode pensar en recuerdos para fiestas infantiles. Sólo hay que comprar los lápices, rasgar un poco de la madera de la base de los mismos y allí, con un marcador negro y lestra bonita, escribir el nombre del agasajado. Podemos elegir lápices de color azul para los niños y rosa para las niñas.