Recuperando la vestimenta de los años 80

Vuelven las tendencias retro y multitud de escaparates se encuentran repletos de chalecos, hombreras, estampados y leggins. En definitiva, la vestimenta de los 80 que marcó una época y está defniendo el presente.

Sin duda alguna, todos o casi todos los que tengan edad suficiente para recordar los adorados años ochenta se sorprenderán al pasar por delante de un escaparate y ver la maravillosa vestimenta de los 80.En estos adorados años se marcó una tendencia que trajo consigo múltiples complementos como hombreras exageradas, cuero, pantalones ajustados y pantalones vaqueros desteñidos, mallas, grandes pulseras o colores llamativos. Toda esa moda ha vuelto con fuerza y resulta interesante recordar sus orígenes y todas las novedades que ha introducido.

Diseñadores que popularizaron esta tendencia
En estos años, fueron numerosos los creadores que, utilizando el hilo y la aguja, popularizaron diversos complementos característicos de la vestimenta de los 80, como los pantalones ajustados, las hombreras, chaquetas y mallas. De entre estos diseñadores destacaron con fuerza Christian Lacroix, Kalvin Klein o Giorgio Armani. A través de ellos se podía sentir el lujo y la ostentación gracias a sus opciones en alta costura; mientras que en otras ocasiones buscaban la provocación a través de sus prendas de colores llamativos y vestimentas atrevidas que cubrían una reducida parte del cuerpo. 

Moda y complementos
La vestimenta de los 80 se caracterizaba por el uso de mallas ajustadas normalmente confeccionadas en lino, blusones anchos o camisetas de tirantes confeccionadas en gasa. Las faldas se reinventaron para dar mayor elitismo y vestir a la mujer para el trabajo, y se redujeron hasta alcanzar las imposibles minifaldas para las noches discotequeras. Además los pantalones vaqueros eran tratados a base de lejía u otros detergentes para envejecerlos y decolorarlos.
En lo que a la peluquería se refiere, los peinados eran voluminosos gracias al uso de la laca y se pusieron de moda los rizos y los flequillos para cubrir la frente.
El maquillaje se caracterizaba por ser muy recargado, se utilizaban sombras y coloretes en colores que acentuaban los rasgos a la vez que destacaban en combinación con la ropa.
Muchos grupos musicales popularizaron el uso de complementos en la vestimenta de los 80, gracias a lo cual se pusieron de moda los collares grandes, los anillos, los grandes brazaletes adornados con piedras de bisutería de todos los colores. Además se popularizó el uso de aros para la nariz y los pendientes en las orejas para hombres.