Redecorando el dormitorio: cómo hacerlo más chic

Darle un cambio en el color tanto de las paredes como del mobiliario y añadir algunos elementos decorativos convertirán el dormitorio en un escaparate del estilo.

El dormitorio representa el espacio más íntimo de cada persona, pero, además, puede ser también un método de comunicar y transmitir una faceta creativa la personalidad. De hecho, existen habitaciones tan personalizadas que sin ni siquiera conocer al dueño ya se puede vislumbrar parte de su carácter.

Decoración para habitaciones amplias y pequeñas

Aquellas personas que dispongan de un gran espacio pueden dar rienda a su imaginación como deseen. Actualmente están muy de moda los dormitorios amplios en los que se pueden colocar elementos como un diván o una mesa baja con un pequeño sillón emulando un salón. Si lo que se pretende es un cambio basado en la creatividad se puede optar por el estilo zen con motivos orientales y las paredes llenas de fotografías con símbolos.

 

En el caso de que se trate de un espacio más bien pequeño se ha de cuidar, especialmente, que los muebles no resulten agobiantes. Así pues, resultará vital recurrir a las camas altas, que dejan un espacio debajo donde se puede colocar un escritorio, puentes, así como elementos compactos con el fin de que el dormitorio no parezca sobrecargado.

La importancia del color para conseguir un estilo chic

Nunca se debe subestimar el poder del color en el momento de redecorar un dormitorio, puesto que será lo que realmente defina el cambio. Actualmente es tendencia pintar las paredes de diferente color e, incluso, el techo. Tanto es así que en empresas como Leroy Merlin se pueden obtener varias ideas que complementan dos tonos de pintua y vinilos para pegar en las paredes.

 

Las recomendaciones para pintar el dormitorio variarán también en función del tamaño. En el caso de ser amplia se puede optar por un tono verde cítrico y otro más claro o un violeta oscuro en el cabecero de la cama y un tono gris claro en el resto con algún vinilo de color negro. En el caso de que la habitación sea pequeña, el color deberá concentrarse en el resto de elementos de la habitación, ya que se aconseja pintar las paredes de blanco.