Remedios caseros contra el estómago hinchado

Cómo prevenir el estómago hinchado y tratar los síntomas sin recurrir a caros o inefectivos productos de farmacia.

La sensación de tener el estómago hinchado es bien conocida porla mayoría de las personas, independientemente de la edad, peso o condición física. Parece que, sin motivo, esa pesadez aparece a pesar de no haber hecho o comido nada fuera de lo normal que haya podido causar ese malestar. Es difícil establecer la causa y más aún el remedio más efectivo, ero al menos existen remedios caseros que ayudan a aminorar sus efectos.

Ejercicio físico

  • Unos simples ejercicios de yoga ayudan a la circulación y la digestión mediante la estimulación del aparato digestivo. Por ejemplo, tumbado boca arriba doble las piernas y rodéelas con los brazos presionando ligeramente el vientre.
  • Una serie de repeticiones de este ejercicio u otro parecido, estimulará la eliminación de gas y favorecerá la circulación de las piernas, evitando que se produzca la temida sensación de estómago hinchado.

Infusiones

  • El uso de alguna sal de frutas o el bicarbonato sódico alivian el estómago hinchado mediante la eliminación de gases. También se puede recurrir a infusiones como la manzanilla o el poleo, así como a preparados de coriandro, hinojo, comino o anís.
  • Estos, preparados juntos en infusión incrementan sus propiedades curativas, ayudando a la eliminación de gases, reducción del ácido estomacal y favoreciendo la digestión.
  • Preparando una de estas infusiones y añadiendo una cucharadita de la mezcla obtenida a un vaso de agua, reducirá esa sensación de flato y estómago hinchado rápidamente.

Prevención

  • Una dieta equilibrada es la base de una vida sana, por tanto de un estómago sano. Basándose en esto, se pueden establecer ciertas reglas que ayuden a evitar el estómago hinchado, la acidez, pesadez o las digestiones lentas.
  • Una alimentación baja en grasas y rica en frutas y verduras, limitar el consumo de bebidas gaseosas y chicles, hacer algo de ejercicio y evitar la siesta nada más comer, procurando mantenerse activo, son algunas de esas prácticas saludables.
  • Minerales como el calcio y magnesio en forma de sales inorgánicas ayudan también a combatir la acidez que se puede producir en una mala digestión. Sin embargo, en caso de que el dolor persista o se agrave o presente un empeoramiento de los síntomas, será necesario consultar a un especialista.