Remedios caseros para los dolores de estómago

Cuando se presentan dolores de estómago y se sabe que el problema es causado por una infección o problema digestivo, existen remedios caseros para aliviar los molestos síntomas.

El estrés, la indigestión, la ingesta excesiva de alcohol, una infección o intoxicación por alimentos son causas frecuentes de dolores de estómago; los cuales se identifican por producir molestias en la zona del vientre, náuseas y pesadez. Cuando los síntomas no son mayores se pueden utilizar remedios caseros para paliarlos.

Infusiones: baratas, naturales y efectivas

  • La infusión de jengibre es benéfica cuando los dolores de estómago aparecen justo después de la comida. También un manojo de flor de manzanilla, cocida durante 15 minutos surte el mismo efecto en caso de pesadez de estómago.
  • Un puñadito de anís, ya sea en flores o en hojas, se puede hervir en un litro de agua y tomarse como si de agua corriente se tratara. Si se hace demasiado incómodo, debería tomarse al menos una vez al día para evitar problemas al digerir los alimentos.
  • La hierbabuena masticada (si la planta está en casa y se tiene la seguridad de su limpieza) o hervida durante media hora en cuatro tazas de agua, ayudan a aliviar dolores estomacales o sensaciones de malestar.
  • El ajenjo hervido en medio litro de agua y tomado constantemente contribuye a hacer desaparecer el dolor. Lo mismo sucede con la mezcla de canela, albahaca, anís y propóleo, hervidos durante 10 minutos, o la infusión de hinojo, preparado en una taza de agua.
  • Por lo general, todas las infusiones deben preferiblemente beberse calientes o tibias, despacito y, si se es de paladar especialmente goloso, se pueden endulzar con miel de abeja, pero no azúcar.

Ingredientes caseros, baños y dietas recomendables

  • La cebolla, gracias a sus propiedades purificadoras, ayuda a quitar los dolores de estómago si se toma mezclada con leche tibia. Pero si lo que se prefiere son remedios cutáneos, unas gotitas de aceite esencial de salvia con una cucharada de aceite de almendras son efectivas cuando se frotan sobre el vientre.
  • Si hay tiempo para tomar un baño, el agua debe estar caliente. Con aceite de lavanda se masajea el área donde se presentan dolores estomacales y la zona baja de la espalda. En caso de no tener bañera, las compresas calientes de agua con sal son una buena alternativa.
  • Si la persona no tiene apetito corre el riesgo de perder peso o sufrir hipoglucemia por falta de alimento. Se le puede preparar un caldo de pollo o res pero sin grasa, añadiéndole arroz o zanahoria, tomillo y laurel.
  • Sin embargo, las patatas y legumbres (guisantes, lentejas, frijoles o garbanzos) pueden crear pesadez, por lo que es mejor evitarlas cuando se combaten dolores de estómago, a fin de lograr un alivio eficaz y sobre todo oportuno.