Remedios naturales para limpiar el estómago

Entre los métodos más recomendados para limpiar el estómago destacan el comer muchas frutas y verduras frescas junto con la ingesta de agua tibia con limón en ayunas.

Entre los órganos más importantes del cuerpo se encuentran todos los relacionados con el aparato digestivo. Para poder limpiar el estómago hay varias fórmulas muy efectivas, como por ejemplo, tomar en las primeras horas de la mañana salvado con linaza disuelto en agua. También las infusiones de hierbas son muy eficaces, sobre todo aquellas hechas a base de boldo, manzanilla, canela y hierbabuena. Además, la avena y el té verde son excelentes para este fin.

Remedios efectivos
Una de las actividades más saludables es la de limpiar el estómago por lo menos dos veces al año; para hacerlo hay varias técnicas que funcionan muy bien y cumplen con este objetivo. Una de las más recomendadas es, en un período de cinco días, comer solamente frutas frescas y verduras crudas bien lavadas acompañándolas de agua pura. Además, es aconsejable tomar un vaso de agua tibia con limón en ayunas.

 

Otro remedio muy eficaz es ingerir en las primeras horas de la mañana, a lo largo de un mes, un vaso de agua con una cucharada de salvado y otra de linaza, esta última es muy rica en Omega 3, 6 y 9 que son excelentes para regularizar el metabolismo y la digestión del cuerpo. También la ingesta de infusiones de hierbas como la manzanilla y el boldo después de cada comida ayudan a limpiar el estómago lentamente.

Más fórmulas infalibles
Actualmente, el té verde es una excelente opción que ha venido a revolucionar la industria farmacéutica, no solo por sus propiedades nutricionales y diuréticas sino por sus beneficios en cuanto a la limpieza de la sangre y los órganos internos. Para limpiar el estómago solo es necesario tomar una taza de té verde antes de cada comida. Esta puede ir acompañada por un poco de azúcar para darle un mejor sabor.

 

Finalmente, una excelente alternativa es dejar hervir un litro de agua, sacarla del fuego y agregarle dos cucharadas de hojas de orégano. A continuación, se tapa muy bien y se deja reposar durante cinco minutos aproximadamente. La infusión se deja enfriar completamente y se debe tomar fuera de las comidas a lo largo de todo el día. Al mismo tiempo hay que mantener una dieta muy sana de frutas y verduras. Todo esto va a limpiar el estómago y todo el torrente sanguíneo, además es muy bueno para ayudar a bajar de peso.