Repostería casera: cómo hacer mermelada de manzana

La mermelada de manzana casera nunca debe faltar en la cocina ya que puede ser utilizada tanto en el desayuno y postres, como para acompañar platos de carne y ensaladas.

Las mermeladas poseen un origen antiquísimo en la historia de la gastronomía. Su creación se debió a darle un fin a las frutas que al no tener forma de ser conservadas, ni consumidas, terminaban pudriéndose. Afortunadamente, se encontró la forma de que los dulces de la naturaleza no se pierdan y el proceso que permite realizar una deliciosa mermelada de manzana, u otra fruta, continua vigente.

Ingredientes para un tarro de mermelada

  • Los ingredientes necesarios para hacer una inolvidable mermelada de manzana son: un kilo y medio de manzanas verdes, rojas o amarillas, unas gotas de limón, un litro de agua, una cucharadita de canela, media cucharadita de nuez moscada, ochocientos gramos de azúcar moreno.

Mermelada casera en 3 pasos

  1. En primer lugar lavar bien las manzanas y cortarlas en cubos. No es necesario pelarlas. Dejarlas durante una noche en un recipiente cubiertas con el azúcar y unas gotas de limón. Luego de este periodo depositarlas en una olla, agregar el agua y llevarlas a fuego moderado. Revolviendo la preparación, que todavía no tendrá la textura de la mermelada de manzana, en forma esporádica.
  2. Una vez que rompa el hervor añadir la canela y la nuez moscada. Bajar el fuego y revolver continuamente. A medida que el agua se evapore la mermelada de manzana se tornará más espesa. La mejor forma de saber si ya está en su punto justo es depositar una cucharadita de la preparación caliente en un plato, si al moverlo en de forma horizontal a forma vertical no tarda en desplazarse es que aún continúa demasiado líquida. Por ende le faltará un poco más de cocción.
  3. Para que la mermelada de manzana sea todo un éxito hay que tener en cuenta lo siguiente. Es indispensable respetar la indicación de revolver continuamente el dulce casero para evitar que se pegue en el fondo de la olla utilizada. Desde ya una vez elaborado el manjar casero debe ser envasado en frascos correctamente esterilizados para evitar una intoxicación.