Rizarse las pestañas antes de una cita importante

Cuando nos preparamos para una cita o evento son muchos los detalles a tener en cuenta, por lo que algunas mujeres olvidan la importancia de rizarse las pestañas al maquillar los ojos.

Los ojos son una de las partes que más contribuyen a la expresión del rostro, por lo que un correcto maquillaje de los mismos aportará personalidad y carisma a nuestra cara. Rizar las pestañas es de gran importancia para dotar de intensidad a la mirada y con este fin, el rizador puede ser uno de nuestros grandes aliados. 

El rizador de pestañas
Lo ideal para rizar pestañas es contar con un rizador, este utensilio es muy barato y puede adquirirse en cualquier comercio especializado en accesorios de estética, maquillaje o peluquería. Básicamente, es como una pequeña tijera que en su parte superior cuenta con dos bordes revestidos en goma. Las pestañas se colocan dentro de esos bordes, que se presionan entre sí, para lograr rizarlas. Lo primero a tener en cuenta antes de rizar pestañas es tenerlas bien limpias y secas para así, obtener los mejores resultados. A continuación, se colocan las pestañas superiores entre ambas partes del rizador (teniendo cuidado de no introducir parte del párpado) y se ejerce una suave presión con la base del rizador, diseñada con tal fin. Esta operación debe repetirse cuantas veces se desee, según el grado de ondulación de las pestañas que se desee. Finalmente, se aplicará la máscara de pestañas.

Lo que no hay que hacer
Convertir tu mirada en el foco de atención de tu rostro requiere, por otro lado, tener ciertas precauciones como: no maquillarlas en exceso o evitar dañarlas permanentemente. Para que prevenir que esto último no ocurra, no se debe abusar del utensilio para  rizar pestañas, ya que puede llegar a quebrarlas y su crecimiento natural demora bastante –por no decir que unas pestañas cortas y dañadas afean considerablemente la mirada. Por otro lado, es fundamental recordar que se debe utilizar el rizador antes de aplicar el rimmel para que las pestañas no se peguen entre sí. Ya que unas pestañas apelmazadas son el principal motivo para un efecto poco natural de la mirada.