On the road: cómo preparar un viaje largo por carretera

Viajar en carretera, especialmente si se trata de viajes largos, requiere de cierta preparación para que el trayecto sea ameno, seguro y agradable tanto para el conductor como para sus acompañantes.

Pocas cosas tienen tanto encanto como viajar en carretera: el coche proporciona autonomía, flexibilidad, y la posibilidad de disfrutar junto a los nuestros de momentos únicos durante las vacaciones. Preparar los trayectos largos en coche nos ayudará a empezar el viaje con buen pie y disfrutar aún más las vacaciones.

Seguridad antes de partir

  • Antes de viajar en carretera es muy importante realizar una revisión completa del vehículo, así como comprobar la presión de los neumáticos y su estado general, y adaptar dicha presión a la carga que vaya a llevarse durante el viaje.
  • Si se transporta mucho equipaje, se debe restringir el transporte de éste al maletero del coche, y bajo ningún concepto, acumular maletas o bolsas sin sujeción en el habitáculo del vehículo. En caso de accidente, los bultos no sujetos pueden ocasionar graves lesiones a los ocupantes del coche. Del mismo modo, viajar en carretera con bultos indebidamente sujetos a la estructura exterior del coche puede ocasionar accidentes de tráfico en caso de desprendimiento.
  • Respecto a la conducción en largas distancias, es conveniente realizar los desplazamientos en las horas de menos calor y menos tráfico. Salir al amanecer asegura una conducción con menos horas de sol que salir a las 10 de la mañana. Del mismo modo, es conveniente asegurar una correcta ventilación y climatización del habitáculo del coche.
  • Es importante que el conductor respete las paradas obligatorias cada dos horas de conducción, ya sea para refrescarse, descansar o estirar las piernas. Siempre es conveniente tener a alguien capaz de relevarnos al volante para hacer el viaje menos duro.

Preparación de las rutas

  • Nada facilita más viajar en carretera que una buena planificación de las rutas. Días antes del viaje, es aconsejable estudiar el recorrido y las posibles incidencias que pueden encontrarse, como carreteras cortadas, obras o puntos de mayor tráfico. 
  • También ayuda marcar en el mapa el camino más corto y anotar o memorizar las salidas que hay que tomar. Hoy en día, la tarea se simplifica con la ayuda de un navegador o GPS, una herramienta muy útil para trayectos largos y viajeros habituales.
  • Marcar los puntos de parada, las gasolineras o los mejores lugares para comer durante el camino ahorrará sorpresas innecesarias y ayudará a hacerse una mejor idea de las horas que durará el viaje.

Amenizar el trayecto

  • Viajar en carretera, especialmente con niños o adolescentes, requiere buscar actividades para que éstos se distraigan y disfruten del viaje. Muchas tiendas de accesorios de coches o electrodomésticos venden reproductores de cine fácilmente adaptables a la parte posterior de los asientos delanteros, de modo que los pequeños de la casa puedan entretenerse viendo sus series o películas favoritas.
  • Los clásicos juegos son ideales también para los más pequeños: el juego de las matrículas, el de adivinar el color del siguiente coche que se aproxime o cantar canciones puede ofrecer a los niños y a sus papás grandes momentos de entretenimiento.