Ruta de las tapas: consejos para salir por la noche en Granada

Salir por la noche es una de las principales costumbres de los habitantes de Granada. Esta práctica es muy recomendable para empaparse del ambiente y conocer mejor la cultura del lugar.

Granada es una ciudad principalmente habitada por estudiantes, por lo que salir por la noche en esta ciudad se convertirá en toda una aventura llena de anécdotas, experiencias y lugares interesantes para visitar. Entre todas estas prácticas de ocio y turismo que ofrece la ciudad, la que más la caracteriza es la de la de las rutas gastronómicas “de la tapa”.

Salir por la noche de tapas

Hacer la ruta de la tapa es uno de los imprescindibles al salir por la noche en la tierra de la Alhambra. Esta actividad consiste en ir alternando de un local o restaurante a otro, normalmente en lugares económicos y cercanos al centro especializados en tapas, e ir cenando y bebiendo con las tapas que incluyen con la bebida en cada local.

 

 

Hay que saber que en Granada se suele acompañar cada bebida con una tapa gratuita, por lo que no es muy recomendable pedir platos para cenar, si no únicamente la bebida que se quiera consumir. Generalmente, los estudiantes aprovechan la ruta de la tapa para beber cerveza a la vez que cenan gratuitamente antes de ir a la zona de botellón, llamado “el botellódromo”.

 

 

Este lugar ha sido así bautizado familiarmente por los mismos estudiantes. Se trata de una zona de la calle habilitada con carpas y unas medidas higiénicas y sonoras especiales, de forma que se pueda beber en ella sin molestar a los vecinos cercanos. Es la única zona de Granada en la que está permitido beber en la calle, y la práctica del botellón es especialmente famosa durante la fiesta de la primavera.

 

Salir por la noche en Granada: Turismo nocturno

Otra manera interesante de salir por la noche en Granada es la de realizar turismo nocturno. Actualmente la ciudad presenta varias opciones. Una de ellas es la de las rutas de paseo, turismo y visita nocturna a diferentes monumentos y esculturas callejeras con un guía turístico. Estas rutas se realizan para personas menores de 26 años, e incluyen, además de los monumentos, la visita y el desplazamiento a barrios como el Paseo de los Tristes, el Albaicín o el Sacromonte.

 

 

Otra opción para salir por la noche en Granada es comprar el ticket para la entrada nocturna a la Alhambra. Este billete tiene la ventaja de que es más económico que el diurno, entra menos gente en el mismo turno y la visita destaca especialmente por el encanto que presenta esta construcción con la iluminación nocturna. Al igual que de día, se pueden contratar servicios de guía turístico y audio-guía.