Ruta por las mejores discotecas de la noche hawaiana

Unas vacaciones en Hawai no pueden terminarse sin haber experimentado en sus mejores discotecas un ambiente diferente con espectáculos tradicionales y música en vivo.

Uno de los lugares más recomendable es la provincia de Oahu, donde existe una gran oferta de las mejores discotecas del país. Hay que tener en cuenta los horarios de cierre nocturno, pues no son locales que estén abiertos hasta altas horas de la madrugada. Suele haber restaurantes y bares de copas que, junto al mar y con vistas al atardecer, ofrecen espectáculos de música en directo.

Las mejores discotecas de los Hoteles Resort

Hay varios resorts que ya ofrecen en sus mismas instalaciones entretenimiento nocturno suficiente para no tener que desplazarse a otros lugares. Dos de los hoteles donde se concentran las mejores discotecas y un gran número de gente con ganas de pasar un buen rato son el Waikiki Beach Walk y el Hotel Sheraton.

 

El popular Rum Fire, que pertenece al Hotel Sheraton, ofrece cenas con espectaculares vistas al mar en una terraza al aire libre. Está alumbrada con decenas de antorchas que se encienden al atardecer. Ofrece música en vivo acompañada con la mejor selección de ron añejo de la isla.

Las mejores discotecas en el barrio de Chinatow

Cada primer viernes del mes, las galerías de arte de Chinatow abren sus puertas por la noche y las calles de este popular barrio se convierte en una gran exposición cultural donde sus mejores discotecas y los bares reparten bebida y se realizan una gran variedad de espectáculos musicales gratuitos. Es una tradición que tiene muchos seguidores y está considerada como una de las más representativas de la movida nocturna de Honolulu.

Las mejores discotecas de la Academia de Artes de Honolulu

La academia de Artes, además de ofrecer una inmensa galería con colecciones hawaianas y un espacio exterior lleno de jardines y estanques, ofrece una pequeña transformación durante la noche convirtiéndose en una de las mejores discotecas temáticas, todos los últimos viernes de cada mes. El Art after Dark, que así se llama este espacio, ofrece espectáculos en directo donde se puede escuchar música tomando una copa de vino y bailar junto a los profesionales del arte.