Secretos para tener un cutis perfecto

Llega el verano y con él tenemos que mantener nuestro cutis perfecto y cuidarlo de esos agentes externos que lo perjudican, provocando incluso daños irreparables.

Los efectos del sol, el cloro de las piscinas, el calor excesivo o el frío son perjudiciales para nuestra piel. Para ello tenemos que cuidarla todos los días, sobre todo si tenemos problemas de manchas, puntos negros, acné y otros problemillas que nos traen de cabeza.

Un cutis envidiable
Hay diferentes causas por las que buscamos tener un cutis perfecto pero, al igual que otras partes de nuestro cuerpo las cuidamos diariamente, conseguir un cutis perfecto es una dedicación que debemos instalar en nuestras vidas como rutina. 

  • Por ejemplo, para los puntos negros, podemos aplicarnos una mascarilla a base de miel y patata rayada. Con esto conseguiremos en 15 días tener la piel limpia de impurezas.
  • Mientras para el acné seborreico y cutis graso, rayar una manzana y extenderla por todo el rostro produce unos resultados formidables. Y para la limpieza diaria de este tipo de pieles podemos mezclar harina de avena y leche hasta que adquiera consistencia de crema y, posteriormente, aplicarla sobre nuestra piel. 
  • Si lo que queremos es contrarrestar los efectos del agua salada en nuestra piel tras un intenso día de playa, debemos limpiarnos con agua mineral sin gas, ya que elimina los efectos negativos producidos en nuestra piel.
  • El aceite de oliva, por su parte, tiene numerosas propiedades beneficiosas para mantener un cutis perfecto y lo podemos añadir a nuestras mascarillas de frutas o simplemente limpiarnos la cara con él. Siempre y cuando no tengamos problemas de piel grasa.
  • Para los tipos de piel normal, el huevo es el mejor aliado. Podemos usar las claras de huevo batidas sobre nuestra piel y veremos cómo nuestro cutis mejora al cabo de unos pocos minutos.

Los hombres también buscan un cutis perfecto

  • Aunque hoy en día los hombres empiezan a cuidar su piel cada vez más, éstos deben hacerlo de una manera distinta que las mujeres. Una batalla diaria es el afeitado, ya que les provoca irritabilidad en la piel y los poros.
  • Un momento ideal para hacerlo es a primera hora de la mañana, ya que la piel y los músculos del rostro están más relajados y flexibles. Antes de comenzar, deben aplicarse bastante agua tibia, y al terminar siempre deben usar una loción hidratante que refresque e hidrate la piel.
  • Las mascarillas representan una buena alternativa para los hombres si no quieren aplicarse lociones y cremas, ya que, por lo general, detestan los olores que desprenden los cosméticos. Pueden hacerlas caseras con los productos anteriormente mencionados para ellas y lucir también ellos un cutis perfecto.