Set de trampas para atrapar a la mosca de la fruta

En el sector agrícola la mosca de la fruta puede ser un problema grave, pero en el hogar su presencia puede ser materia de análisis para los estudiantes.

Con la mosca de la fruta ocurre un fenómeno similar al de otras clases de insectos. Aunque su origen está en el continente africano, donde vive de una forma armónica con la naturaleza, el movimiento urbano y el comercio le han permitido habitar otros países donde causa estragos. En la zona mediterránea, por ejemplo, ocasiona pérdidas económicas en cultivos de cítricos, pero en el hogar, dado que no representa un peligro para la salud, puede utilizarse como elemento de observación entomológica.

Biografía

  • La mosca de la fruta se diferencia de una mosca normal porque es más pequeña y no es totalmente negra, sino que lleva en su abdomen líneas amarillas y grisáceas. Las hembras ponen sus huevos dentro de la tierra, al pie de los árboles, y las crías emergen en un lapso no mayor de 12 días. El primer alimento que buscan las moscas debe estar azucarado, pues el sabor les gusta y el olor les ayuda a encontrar pareja. 
  • Si una mosca de la fruta está creciendo dentro de una naranja, mandarina o guayaba, se distingue porque hay una mancha amarilla o café en la cáscara y un agujero pequeño en medio hecho por la hembra adulta durante la ovoposición.

Trampas efectivas en casa

  • Para atraer a la mosca de la fruta y lograr que caiga en las trampas se utilizan sustancias a base de proteínas y cebadas con aroma dulce. Hay que recordar que las moscas gustan de mandarinas, guayabas, higos, papaya, mango, granada e incluso aguacate y carne un poco descompuesta.
  • En casa se puede preparar un set de trampas con botellas plásticas de refresco de dos litros. A cada una se le recorta la boquilla para luego colocarla invertida, como si fueran embudos. Para poder atravesar un mecate por la botella, anudarla y colgarla de las ramas de los árboles, se realizan dos agujeros en el plástico.
  • Luego se hace un nudo firme en la parte inferior de la trampa y por el agujero superior se introduce una carnada, como un pedazo de fruta madura. La botella se deja reposar uno o varios días en un lugar sombreado, según se observe el comportamiento de las moscas. Lo más probable es que entren muchos tipos de insectos atraídos por el alimento.
  • Cuando se recoja la trampa se pone inmediatamente en el congelador durante una hora. Esto mata a los insectos dentro de la trampa y permite recoger los especímenes deseados con calma, extrayéndolos de la carnada. La fruta utilizada en la trampa se coloca en una bolsa cerrada antes de desecharla.
Gane dinero de forma rápida y fácil con nosotros