Soluciones para destapar los oídos cuando se viaja en avión

Ante las molestias que generan en los oídos los cambios de presión, existen una serie de trucos para destapar los oídos al viajar en avión y lograr así un trayecto más placentero.

Viajar en avión puede ser el inicio de una gran aventura, la vuelta a casa o el tránsito obligado para cerrar un negocio. En cualquier caso, hay varios factores que influyen en mejorar o en empeorar el trayecto. Entre los últimos está, por ejemplo, la molesta sensación de los oídos tapados. Existen una serie de pasos para destapar los oídos que le ayudarán tanto a prevenir, como a solucionar el tapón si este ya ha hecho acto de aparición.

Tratar el resfriado

  • Una buena iniciativa previa es tratar cualquier resfriado que se tenga antes de emprender el viaje. Cuando el oído está taponado por esta enfermedad tiene las trompas de Eustaquio más pequeñas y, por tanto, el aire necesario para compensar las presiones no fluye correctamente. Si, pese a todo, viaja resfriado y le duelen, puede bajar y subir las mandíbulas de forma progresiva para nivelar las presiones y para destapar los oídos.

 

  • Para destapar los oídos en el resto de casos, es decir, cuando el dolor sobreviene por los cambios de presiones en el trayecto, puede cerrar la boca, taparse las fosas nasales y soplar despacio y de forma suave. Con ello, creará presión en la boca y la nariz y notará alivio. Evite hacerlo bruscamente para no dañar el tímpano.

 

  • Otra solución efectiva es bostezar, así como masticar chicle o chupar un caramelo.

 

Evitar dolores al bebé

  • Si viaja con bebés, hay que tener especial cuidado. Al tener la trompa de Eustaquio más pequeña, aumenta el peligro de padecer este problema. Para evitarles sufrimientos, pueden facilitarles un biberón o chupete tanto en el despegue como en el aterrizaje.

 

  • Además ha de mantenerlo despierto durante este último. Una medida que también es aconsejable para los adultos.

 

  • Si pese a todo, el dolor persiste incluso después de haber aterrizado, es conveniente visitar a un otorrinolaringólogo para destapar los oídos porque de lo contrario el problema puede alargarse y agravarse.