Técnica tradicional tailandesa para hacer figuras de frutas

Para crear figuras de frutas se pueden emplear cuchillos especiales para crear formas, aunque también es posible hacerlo con los cuchillos que comúnmente encontramos en nuestra cocina.

Una de las tradiciones culinarias tailandesas consiste en realizar figuras de frutas con diferentes diseños para celebrar ocasiones especiales o para adornar los postres. Para crear modelos de calidad se necesitan algunos materiales especiales, pero también es posible realizar los cortes básicos utilizando cuchillos de cocina.

Materiales especiales
Para imitar las figuras de frutas que se pueden encontrar en Tailandia, se necesita de algunos cortadores específicos. Existe un cuchillo llamado “pico de pájaro” que por lo general tiene una hoja de dos pulgadas. Al ser muy delgado permitirá crear detalles finos y se utiliza principalmente para cortar melones.

 

Por otra parte, el “cuchillo de siembra” mide tres pulgadas y posee una punta redondeada. Comúnmente es utilizado para sacar las semillas y huesos sin dañar los frutos. Permite también hacer cortes con patrones detallados que darán paso a la creación de figuras de frutas con una calidad superior.

 

También existe una máquina que tiene una hoja para realizar cortes en zigzag. Esta normalmente se denomina “cuchillo de ondas” y se utiliza para cortar frutas y verduras con fines decorativos. Se usan además unas tijeras llamadas “tijeras de cocina para deshuesado”; siendo empleadas para crear patrones de flores.

Cuchara de melón
Asimismo, los cortadores en Tailandia hacen uso de una herramienta denominada “cuchara de melón”, la cual permite realizar cortes en forma de bola con frutos de agua como melón, sandía y papaya. La idea de hacer bolas de fruta es meramente decorativa por lo que su propósito consiste en dejar volar la imaginación para hacer originales figuras de frutas.

Cuchillos de cocina y cortadores de galletas
Para crear los cortes básicos se utilizan los cuchillos de cocina. Los hay en diferentes tamaños y esto permite la generación de diferentes ideas y cortes variados para realizar figuras de frutas. Son muy utilizados para crear polígonos y figuras geométricas sencillas, tales como cubos, triángulos o rectángulos.

Por otro lado, los tailandeses suelen utilizar también los conocidos cortadores de galletas para crear divertidos diseños. Esto permitirá crear figuras de frutas con formas diversas tales como conejos, aves, corazones y principalmente elefantes, ya que es el animal propio de la zona y está relacionado con la marina de guerra.