Técnicas para entretener a un pariente anciano

Personas con un pariente anciano pueden hacer mucho bien a su familiar con algunas técnicas muy sencillas para mantenerlo entretenido.

El número de personas de la tercera edad va en aumento y muchas acaban abandonadas en centros geriátricos o solas en sus casas debido al ritmo de vida actual que no permite a los familiares hacerse cargo de ellas. Con unas sencillas técnicas se pueden pasar algunos momentos entretenidos con un pariente anciano.

Técnicas en el hogar

Las personas más ancianas, debido su larga experiencia en la vida, son una importante fuente de información de lo que sucedió en otras épocas, pues fueron testigos directos. Tan sólo necesitan a alguien interesado que les quiera escuchar.

 

Acompañar a un pariente anciano mientras cuenta historias sobre nuestros familiares, sobre la vida en sus tiempos de juventud, sobre las dificultades que pasaban, sobre cómo se divertían y muchas otras cosas es una importante ayuda para que pasen un rato agradable.

 

También se puede hablar de temas más actuales viendo juntos la televisión a la hora de las noticias o leyendo el periódico del día, invitando a debatir sobre el presente de su ciudad, de su país o del mundo. De esta forma, se le mantiene informado y en contacto con la realidad que le rodea.

 

La musicoterapia está adquiriendo gran importancia como estrategia de ayuda para un familiar de la tercera edad, por lo tanto, escuchar junto a él sus canciones favoritas puede ser una experiencia muy agradable. Cantar y bailar son actividades gratificantes y que pueden estimular mucho.

Técnicas al aire libre

Al hablar con un pariente anciano se puede extraer mucha información sobre sus gustos, sus comidas favoritas, sus lugares mas apreciados o aquel sitio al que siempre le hubiera gustado ir pero nunca pudo.

 

Conociendo estos datos, las posibilidades de entretenerlo fuera de su casa aumentan considerablemente. Llevarlos a comer su plato favorito a su restaurante preferido o poder pasear por aquellos sitios a los que hace tiempo que no puede ir, llevarlos a visitar a algún familiar con el que compartir.

 

Las personas ancianas suelen pasar la mayor parte del tiempo en sus casas, pero es importante que puedan salir a pasear. Paseos alrededor del lugar donde viven o a otros sitios más lejanos donde puedan ver el mar, la naturaleza, en definitiva, disfrutar dentro y fuera de su casa.