Torta de pañales, un regalo muy original

Crea, regala y haz felices a los papás

Deja de romperte la cabeza pensando qué le regalarás a los futuros papás y mamás; lo importante no está en el objeto en sí (colonias, jabones, chupetes,...) sino en cómo se lo presentarás. Por eso la torta de pañales es una práctica solución para celebrar la bienvenida de un nuevo miembro a la familia, que además demuestra originalidad y buen gusto por parte de quien hace el regalo. 

Imita una torta de chocolate
Si alguna vez has preparado una torta de chocolate, te será fácil aplicar el mismo proceso para la torta de pañales. El bizcocho serán los pañales del futuro bebé, enrollados uno a uno y unidos entre sí con cinta del color que más te guste. Sobre un cartón o cualquier otro objeto rígido y redondo, que servirá de base, se colocan los pañales, asegurándote de que estén firmemente sujetos los unos a los otros haciendo presión con la cinta. Es aconsejable hacer diversos grupos de pañales, y cuando la base esté cubierta por completo, únelos todos con otro trozo de cinta.

Una vez hecho esto ya tienes el primer piso de la torta de pañales. El segundo se crea exactamente igual, pero de un diámetro más pequeño, para que sobren unos 10 ó 15 centímetros hasta el borde del primer piso de la torta.

¿Cuántos pisos se han de hacer? Pues eso ya depende de cuánto más grande se quiera la torta y de la cantidad de pañales que se tengas disponibles. Pero hay que tener presente que hay que dejar suficiente espacio para poder añadir el resto de regalos, y tampoco se busca una torta ostentosa; recuerda que en la sobriedad está el gusto. 

No regales sólo pañales
Una vez que la torta de pañales está lista, sólo queda colocar los regalos alrededor de la misma, al igual que decoraríamos la tarta con chocolate fundido y cerezas. Los chupetes, peines, aguas de colonia y pequeños ositos junto con ropita para el más pequeño de la casa, son el complemento perfecto para una exquisita torta para bebés.

Ahora ya sólo falta envolverlo con un plástico transparente para envolver regalos, que permita adivinar el contenido. Los hay con multitud de colores y dibujos, así que disfruta escogiéndo el que más le gustará a los papás. Por último, se cierra el plástico en la parte más alta de la torta de pañales con un enorme lazo como si fuese una piña; incluir una tarjeta firmada, añadirá aún más afecto a este regalo tan personal.