Tratamiento definitivo para eliminar el vello facial

El vello facial no tiene porqué ser un problema estético, existen ya multitud de tratamientos para eliminarlo definitivamente, que incluso cuentan cada vez más con adeptos masculinos.

El vello facial normalmente aparece en el bigote, sienes, mejillas, barbilla y papada. Con el paso de los años, este vello se puede acentuar. Los remedios caseros suelen ser más económicos pero no definitivos a largo plazo, sin embargo, las técnicas de eliminación en clínicas y centros especializados nos garantizan unos resultados eficaces a muy largo plazo. 

Remedios caseros
Para determinar cuál es el mejor remedio casero para cada caso, se debe estudiar el  tipo de piel. Por ello, se recomienda probarlo primero en alguna zona menos sensible para ver si el producto elegido es adecuado o no para ese tipo de piel.

Las cremas depilatorias puede ser un buen remedio puntual para eliminar el vello facial. Sus formatos suelen ser en gel, crema o espumas. La desventaja de estos productos es que no eliminan el vello de raíz y habrá que aplicarlo al menos una vez a la semana, ya que el vello crece rápidamente. Las maquinillas de afeitar no son nada recomendables para estas zonas, ya que pueden irritar la piel y provocar vellos encarnados.

La cera depilatoria es lo más utilizado para estas zonas. Eliminan el vello de raíz y si se utiliza correctamente, no tiene por qué haber problemas de vellos encarnados ni de irritaciones. Además, suele durar unas dos semanas. Otro método es la decoloración del vello facial, para ello se utilizan unos productos químicos que cambian el color del vello y lo disimulan bastante. Este método es muy fácil, sencillo y económico.

Ante todo, hay que asegurarse de que el producto que vayamos a utilizar sea de buena calidad, ya que el vello a eliminar está en una zona muy visible y sensible de nuestro cuerpo.

Tratamientos definitivos
Existen muchos métodos definitivos a largo plazo en el mercado para eliminar el vello facial. Unos son más caros que otros y todos tienen un alto grado de eficiencia.

La electrolisis es un método poco recomendable ya que produce mucho dolor, es irritante y es bastante caro. La ventaja es que elimina el vello facial definitivamente. Una alternativa a este método es la depilación magnética, que se diferencia de la anterior en que previamente a las descargas, se depila el vello con cera.

Para obtener unos mejores resultados se puede elegir la depilación láser, por lo general se debe tener el vello de distinto color al de la piel para que el láser sea efectivo. La principal desventaja es que es un procedimiento muy caro y no todo el mundo puede someterse al tratamiento.