Trucos para disimular un ojo morado

Alguna vez en la vida, por circunstancias ajenas a nuestra voluntad, experimentamos situaciones incomodas, como es un ojo morado

Seguramente, alguna vez en la vida, se experimenta o se conoce a alguien con un ojo morado. Lo primero que pasa por la mente, es la imagen de algunos sucesos violentos a los que pudo quedar expuesta esa persona. Que incomodo resulta ser el centro de atención y quedar a merced de las preguntas correspondientes. Independiente al motivo, el temor de ser descubiertos es inminente.

Causas que provocan el color morado de un ojo
Cuando se enfrenta esta situación, el dar explicaciones resulta incomodo. Tener un ojo morado crea morbo y curiosidad; sin embargo, en ocasiones, el evento puede ser un detonante para aumentar la popularidad.

Las causas de tener un ojo morado pueden derivar de muchos factores, lo más común, sería pensar en un golpe o lesión; sin embargo, existen causas genéticas (lunares), biológicas (enfermedades) o alérgicas (picaduras de animales, inclemencias del tiempo o reacción a medicamentos) que pueden desencadenar dicho evento.

Los ojos, son una parte sensible y vulnerable de nuestro cuerpo, ya que, por un lado, se encuentran expuestos a las inclemencias del medio ambiente y, por otro, como parte integral del cuerpo, manifiestan los cambios biológicos y alérgicos del mismo. Tanto en la parte interna y externa del ojo, se encuentran vasos sanguíneos que, ante los sucesos mencionados se rompen, causando derrames que se expanden y dan origen al color expuesto.

Cualquiera que fuera la causa, lo cierto es que, la autoestima de cualquier persona se ve amenazada ante la apariencia física que genera el tener un ojo morado, no obstante, existen trucos que ayudan a disimularlo.

Algunos trucos para disimular el tono morado del ojo
Resulta más sencillo camuflajear un ojo morado, cuando la zona afectada es solo externa, pues el truco más común es, usando un corrector verde en el área afectada, difuminando un poco, para contra restar el tono morado.

Aplicar un maquillaje al tono de tu piel sobre la misma zona, extendiendo hacia el resto de la cara.

Finalmente, aplicar un tono traslucido, concentrando más al contrario de la zona tratada, para generar un efecto visual conveniente.

También existen en el mercado algunas cremas dermatologicas de gran calidad que pueden ser efectivas en el tratamiento y acelerar el proceso de recuperación.

Cuando el derrame también es interno, no hay mucho que hacer, aplicar en el área una bolsa de hielo o antifaz frío durante 10 minutos, cada dos horas, ayudará a disminuir la dilatación de los vasos sanguíneos.