Trucos para escribir una solicitud de empleo exitosa

Al escribir una solicitud de empleo se debe destacar la adecuación para el puesto, la formación y experiencia previas, así como dejar clara la disposición a negociar las condiciones del puesto.

Escribir una solicitud de empleo y conseguir que esta sea exitosa, suena a misión imposible en los tiempos que corren, donde para un sólo puesto de trabajo suelen presentarse decenas de candidatos. Pero teniendo claro el perfil demandado por la empresa y haciendo destacar las virtudes que se poseen como profesional, se puede estar un paso más cerca de conseguir el objetivo.

Objetivos deseados

  • Lo primero que se debe tener en cuenta al escribir una solicitud de empleo es saber lo que se busca. Evidentemente, no es lo mismo buscar un empleo a tiempo parcial que a tiempo completo; como tampoco es lo mismo buscar un empleo como autónomo que como contratado por cuenta ajena. 
  • Es importante tener clara la disponibilidad y el turno en el que se desea trabajar. Será diferente la búsqueda, para quien puede incorporarse de inmediato, que para quien necesita un tiempo para incorporarse. Así mismo, fundamental es saber cuánto dinero se quiere ganar y desde que mínimo ofreceremos nuestros servicios.

Destacar los puntos fuertes

  • Una vez que se ha hecho balance de los objetivos que se persiguen, al escribir una solicitud de empleo que se desea que sea exitosa, se resaltarán las virtudes en busca de llamar la atención de la persona encargada de recibir y valorar nuestra solicitud de empleo. 
  • Si se busca un trabajo a tiempo parcial, se hará hincapié en la profesionalidad, en cómo con menos tiempo se puede ser rentable para la empresa. De la misma manera, si lo que se busca es un trabajo a tiempo completo lo que sobresaldrá es la total disponibilidad.
  • Al escribir una solicitud de empleo, conviene subrayar, además, si la disponibilidad e implicación para con la nueva empresa es inmediata. Si no lo es, se explicarán, brevemente, los motivos, demostrando un carácter responsable.
  • A nivel económico no es aconsejable hablar de cantidades determinadas a percibir, pero sí es importante establecer unos mínimos, a partir de los que se está dispuesto a negociar.