Trucos para evitar el robo del coche o de sus accesorios

Cada día existen más dispositivos de seguridad diseñados para evitar el robo del coche, además existen conductas de las que se debe prescindir para aumentar la protección de los vehículos.

En los tiempos que corren, y sobre todo en las grandes ciudades, evitar el robo del coche es una de las mayores preocupaciones de los propietarios de este tipo de vehículos. Este temor a no encontrar el coche en el sitio donde se ha aparcado previamente no se basa en hechos infundados, ya que, durante el último año, este tipo de delitos ha aumentado en España en un 10%, alcanzando la cifra de 400 coches robados al día. 

Métodos de seguridad

  • Ante esta difícil situación, se tiene que actuar de manera prudente y tomar todas las precauciones posibles que sirvan para disuadir a los cacos, se recomienda así grabar el número de matrícula del coche en partes visibles, como en las lunas y en los cristales de las ventanillas.
  • Por otro lado, gracias a la ayuda de las nuevas tecnologías, cada día son más los dispositivos de seguridad que salen al mercado con el objetivo de proteger los vehículos ante la amenaza de un posible robo.
  • Entre las soluciones más actuales para evitar el robo del coche, se puede adquirir un sistema de localización vía satélite (GPS), el cual envía señales continuas al propietario informando de la posición exacta de su automóvil e incluso del trayecto que está recorriendo en ese momento.
  • Otro dispositivo de refuerzo consiste en la instalación de un interruptor que corte la corriente que alimenta el arranque del vehículo. Éste sistema es muy práctico, no requiere muchas modificaciones y cualquier electricista puede conectarlo en pocas horas. Para evitar el robo del coche, se debe esconder bajo el cuadro de mandos, de manera que si no se presiona previamente, el automóvil no arrancará.

Consejos de precaución

  • Aunque se hayan instalado medidas de seguridad para evitar el robo del coche, también se debe actuar con precaución y prescindir de conductas que inciten a que el vehículo sea víctima de un robo.
  • Si se aparca en la calle, es necesario dejar el vehículo en una zona bien iluminada y por la que transite bastante gente de manera continuada, aunque, si se trata de grandes ciudades, lo más aconsejable es dejar el coche en un estacionamiento vigilado.
  • Tampoco se deben dejar objetos de valor en el automóvil, aunque, si no hay más remedio, conviene guardarlos en el maletero sin que estén a la vista de los transeúntes.
  • En cuanto a los papeles del coche, nunca se tienen que dejar en el vehículo, ya que son un documento imprescindible a la hora de denunciar su desaparición.