Trucos para hacer que el ordenador arranque más rápido

Se puede conseguir un arranque más rápido para nuestra computadora si deshabilitamos programas innecesarios utilizando una herramienta ya instalada en el sistema.

Un problema común de las computadoras se debe al exceso de programas que se ejecutan automáticamente al iniciar Windows. Esto ralentiza considerablemente el proceso de encendido, pero gracias a una herramienta disponible en el sistema es posible desactivar dichas aplicaciones para conseguir más velocidad y que nuestro ordenador arranque más rápido.

Instrucciones generales

  • Algunos programas como antivirus, mensajeros instantáneos y demás establecen su apertura para iniciar cuando encendemos la computadora, evitando así un arranque más rápido. Para deshabilitar esta opción se modificará la configuración del sistema de Microsoft y el primer paso para acceder a la herramienta será presionar el botón “Inicio”.
  • En caso de tener instalado Windows XP se requiere dar clic en “Ejecutar”, pero si contamos con Windows Vista o 7 se utilizará la barra de búsqueda. Haciendo uso de la caja de texto disponible se escribirá la palabra “msconfig” (sin las comillas), para luego presionar “Enter” o pulsar “Aceptar” según se requiera.

Arranque más rápido con Windows XP

  • Después de realizar los pasos anteriores se mostrará una ventana con diversas opciones. Se deberá presionar la pestaña “Inicio”, misma que dejará a la vista los programas instalados en el ordenador. Su desactivación es muy sencilla, pues tan solo se deben desmarcar las casillas pertinentes para obtener un arranque más rápido.
  • Es importante deshabilitar solo las aplicaciones conocidas o de lo contrario podemos causar inestabilidad o apagado de dispositivos. Para finalizar el procedimiento y guardar la nueva configuración tendrá que hacer clic en “Aceptar” y en seguida reiniciar el equipo.

Iniciar rápidamente con Windows Vista o 7

  • Para hacer el arranque más rápido en los sistemas posteriores a XP también se utiliza una ventana para inhabilitar programas. Esta se muestra luego de ingresar el comando antes mencionado y una vez cargada se procederá a seleccionar la pestaña identificada como “Inicio de Windows”.
  • Al igual que en Windows XP, se deberán desmarcar las casillas necesarias, pero antes de presionar “Aceptar” es recomendable ingresar en el recuadro “Arranque”. Esto nos permitirá hacer uso de la memoria disponible para arrancar más rápido y para ello es necesario dar clic en el botón “Opciones avanzadas…”.
  • Se abrirá un cuadro de diálogo en el que habilitaremos las casillas “Número de procesadores” y “Cantidad máxima de memoria”. Efectuada la tarea se pasará al ajuste de valores en los controles existentes para utilizar la RAM y el microprocesador, mismos que permitirán un arranque más rápido.
  • En seguida se deberá presionar “Aceptar” en ambas ventanas y finalmente se mostrará un aviso que nos preguntará si deseamos reiniciar el equipo. Es aconsejable dar clic en el botón necesario para confirmar la acción para que se apliquen los cambios realizados.