Trucos para secar la ropa más rápidamente

Si secar la ropa rápidamente en invierno nos supone un desafío, preste atención a estos útiles consejos. Seguro que le sorprenderán

Todos alguna vez hemos ido corriendo al tendedero a quitar la ropa porque se ha puesto a llover o a nevar, y toda la colada que estaba secándose se ha mojado de nuevo. Por no hablar de esos vecinos tan amables (u olvidadizos) que dejan caer objetos que manchan la ropa o, simplemente, tienden alguna prenda empapada que destiñe.

Las secadoras eléctricas son muy cómodas y rápidas pero suponen un gasto energético importante y no tratan la ropa de forma adecuada, sobre todo si ésta es delicada, con lo que podemos encontrarnos con desagradables sorpresas al sacar de ellas nuestras prendas.

Trucos de andar por casa
Secar la ropa en las temporadas de lluvia o frío puede ser una tarea lenta y complicada. Lo primero que debemos hacer es buscar un sitio resguardado, a ser posible cálido. La colada debe estar tendida con algo de espacio entre prenda y prenda, para que haya corriente de aire entre ellas y se seque más rápido.

En ocasiones podemos secar la ropa en el interior de nuestras casas, a ser posible cerca de un radiador y en alguna habitación que tengamos vacía.

Si necesitamos secar alguna prenda con urgencia, un truco muy poco conocido es meterla en una bolsa de plástico doblada correctamente y meterla en el congelador. Al día siguiente estará seca y sin arrugas.

El problema de secar la ropa cuando estamos de viaje
Cuando salimos de viaje, no podemos llevar a cuestas todo nuestro armario, con lo que en algunas ocasiones podemos encontrarnos con la necesidad de lavar y secar la ropa que llevamos en la maleta.

Para viajes de larga duración, existen secadoras portátiles que pueden solucionarnos este problema, aunque tiene como inconveniente que pueden añadir demasiado peso a nuestro equipaje.

La secadora portátil es una secadora de ropa eléctrica, de bajo consumo energético y tarda unos 90 minutos en secar la ropa. Su capacidad tampoco está nada mal, unos 10 kilos de ropa aproximadamente. La gran ventaja de este pequeño y útil electrodoméstico es que previene que la ropa se arrugue, con lo que nos evita el proceso de planchado tan pesado y molesto.

Otro truco original, esta vez para moteros, son la redes que podemos encontrar en los bazares (también hay para el capot de los coches). Permiten secar la ropa rápidamente, claro está, con el coche o la moto encendido pero sin salir a carretera. El truco está en poner la ropa mojada debajo de la red que previamente se ha instalado, y con el calor del motor, secar la ropa es coser y cantar.