Trucos para ser organizado en la universidad

Cuando por fin comenzamos la universidad debemos poner en práctica algunos trucos para ser organizado y evitar que se amontonen las tareas que debemos atender.

Estudiar, compartir piso y salir con los amigos son algunas de las cosas que debemos organizar bien para optimizar nuestro tiempo de estudio. Poniendo en práctica algunos trucos para ser organizado en la universidad, obtendremos el máximo rendimiento a nuestros estudios sin renunciar a nuestros placeres y demás obligaciones cotidianas.

Consejos y trucos
Para llevar a cabo los trucos para ser organizado en la universidad, tendremos que reflexionar despacio sobre los objetivos que queremos alcanzar y visualizarlos paso a paso. Buscaremos un lugar tranquilo donde ordenar nuestras ideas. Posteriormente, nos pondremos manos a la obra.

Organizaremos nuestro espacio físico para que nuestra mente esté despejada y así rendir lo máximo posible en nuestros estudios. Empezaremos por organizar nuestra habitación y nuestro escritorio, eliminando lo que ya no es útil. Sería recomendable etiquetar las estanterías, carpetas, archivadores por asignatura y por curso. Debemos poner cada cosa en su sitio e intentar mantener este orden cada vez que las usemos. De esta manera, cuando necesitemos algo podremos encontrarlo en su lugar.

El tiempo también es un factor fundamental a la hora de poner en práctica los trucos para ser organizado. Planearemos lo que vamos a hacer en el día escribiendo una lista de tareas. Esta lista la llevaremos con nosotros a todas partes, y cada vez que finalicemos una tarea de la lista, la tacharemos y pasaremos a la siguiente. Podemos utilizar una agenda, ya sea de papel o electrónica, para apuntar fechas importantes, exámenes, reuniones, citas y otros eventos.

La ejecución de las tareas
Uno de los trucos para ser organizado que no debemos olvidar es la disciplina. Una vez que hemos ordenado nuestra agenda y nuestro espacio, debemos pasar a la acción y llevar a cabo todas las tareas que nos hemos propuesto, intentando que no se nos queden cosas pendientes para el día siguiente.

Para no olvidar las tareas, podemos poner alertas en nuestra agenda electrónica para que nos avise el día anterior. Si disponemos de ordenador, hoy en día existen multitud de programas gratuitos para organizar tareas que nos mandan un mensaje a nuestra dirección de correo electrónico.

Controlar nuestra economía es otro de los trucos para ser organizado en la Universidad. Si malgastamos nuestro dinero, no podremos hacer frente a los gastos que tendremos. Para ello debemos realizar un presupuesto semanal o mensual y ajustarnos a él sin ninguna excusa ni pretexto. No nos debemos dejar llevar por los amigos o por los impulsos consumistas.