Trucos para utilizar el refrigerador de vinos

Sacar el máximo partido al refrigerador de vinos para conservar los caldos a la temperatura óptima es posible, tanto si se trata de equipos caseros como profesionales

Existen muchos tipos de refrigeradores de vinos, los más sencillos, como los utilizados en la barra de un bar, consisten generalmente en un espacio para seis botellas dispuestas en línea, descorchadas y en posición vertical. Por otro lado, los equipos más profesionales (cuya estructura es muy similar a la de una nevera tradicional) ofrecen mayor capacidad de almacenaje y compartimentos para temperaturas diferentes en función del tipo de vino.

Trucos para enfriadores sencillos

  • La temperatura del vino en este tipo de refrigeradores, en los que las botellas están dentro del enfriador dejando fuera el cuello de la misma, a modo de mostrador, es en realidad de tres a cinco grados superior a la que marca el control de temperatura.

 

  • Esto se debe a que el cierre de este tipo de refrigerador de vinos no es estanco, pues aunque cuenta con unas abrazaderas de goma que rodean la botella y pueden llegar a ajustarse bastante bien, no siempre es así y la temperatura del interior del equipo tiende a igualarse con la del medio ambiente.

 

  • Por ello, es conveniente utilizar la totalidad de puestos de botellas a fin de no dejar escapar la temperatura más baja del interior hacia fuera. Debe tenerse en cuenta además, que la mayoría de estos equipos están pensados para botellas de formato 75 centilitros, otro tipo de botellas no consiguen un cierre estanco. 

 

Trucos para enfriadores profesionales tipo nevera

  • Es importante que el refrigerador de vinos esté lleno. Cuantas más botellas tenga mayor será la inercia térmica y más estable será la temperatura del interior. 

 

  • Es interesante elegir un refrigerador de vinos con un compartimento con puerta independiente para el vino tinto pues la rotación de producto, sobre todo en la época estival, y la temperatura de servicio de los vinos es claramente diferente a la de los blancos y rosados. 

 

  • Precisamente para mantener lo mejor posible la temperatura deseada, se recomienda evitar colocar nuestro refrigerador de vinos cerca de fuentes de calor, al sol, bajo luces o demasiado próximo a otros equipos.