Trucos profesionales para cocinar y hornear pizzas

Cocinar y hornear pizzas no tiene por qué ser algo destinado únicamente a profesionales. Hágalo usted mismo y podrá comprobar cómo en poco tiempo se hace un experto

Disfrutar de una buena pizza casera es algo que usted y los suyos agradecerán. Basta con tener a mano los ingredientes necesarios para la elaboración de la masa y aquellos que sean de su gusto para colocar encima de la pizza, y tendrá su pizza lista para comer. Empiece con los siguientes ingredientes para cocinar y hornear pizzas:

500 gr de harina
250 ml de agua
30 gr de levadura fresca
25 ml de aceite de oliva
10 gr de sal

Preparación de la masa
El primer paso del proceso que habremos iniciado para cocinar y hornear pizzas consistirá en poner en un bol la harina y la levadura y mezclarlas con las manos. La levadura debe ser levadura fresca, de esa que se vende en pequeños bloques y se encuentra en las fresqueras de los supermercados, cerca de los yogures o las masas de empanadas.

A continuación, añadiremos los 250 mililitros de agua fría y seguiremos mezclando con las manos durante 6 minutos. Seguidamente agregaremos la sal y continuaremos amasando 6 minutos más. Para finalizar, echaremos el aceite y volveremos a mezclar 6 minutos más. Si al final de este proceso no quedara bien lisa y ligada, habrá que echar 25 ml más de agua y amasar.

Por último, dejaremos la masa reposando 24 horas en la nevera y la sacaremos 1 hora antes de la preparación, para que el aumento de la temperatura la haga más flexible. La masa de la pizza se puede congelar por lo que una idea interesante es hacer masa para varias pizzas y congelarlas de forma que podamos disponer de ellas en cualquier momento

Preparación de la pizza
Para cocinar y hornear pizzas la base es el tomate y la mozzarella. Utilizaremos una lata de tomate natural triturado y sofreiremos el contenido en una sartén con aceite de oliva, hojas de albahaca u orégano, una pizca de sal y otra pizca de azúcar durante 10 minutos, tiempo suficiente para que el tomate suelte todo el agua que tiene y se haga un poco, ya que debe terminar de cocinarse dentro del horno. Una vez hecho o extenderemos sobre la masa con una cuchara. Respecto al queso, lo ideal sería utilizar mozzarella fresca de búfala, la cual secaremos con un papel de cocina, cortaremos en rodajas y dispondremos encima del tomate. A partir de aquí, se podrán incluir los ingredientes de su mayor agrado, desde jamón o bacón hasta espárragos o berenjenas.

El último paso para cocinar y hornear pizzas será el horneado. En este caso, lo más importante es el precalentamiento del horno. Meteremos la pizza con el horno caliente a 250º C, y calor arriba y abajo durante 15 o 20 minutos, y ¡lista!. Ya puede hincarle el diente a su rica pizza casera.