Usar motos todoterreno en la ciudad también es posible

Aunque muchos crean que las motos todoterreno son algo que solo se puede usar en el campo, no es cierto, también se pueden usar en ciudad.

Las motos todoterreno son vehículos muy versátiles, aptos para el campo y la ciudad, aunque para poder conducirlas sin problemas por la ciudad, es adecuado conocer una serie de recomendaciones para evitar estropear los componentes de este vehículo.

Inflado de las ruedas

  • Las motos todoterreno suelen llevar los neumáticos inflados a la presión adecuada para conseguir moverse sin dificultad por terrenos llenos de piedras, socavones y demás tipos de baches.

 

  • Esta presión no es la adecuada para circular por la ciudad, pero se trata de algo que tiene fácil solución. Para tener una presión de neumáticos que sea adecuada para uso urbano, busque los datos de presión de inflado para "caminos en buen estado de conservación" y tome esos valores para motos todoterreno.

 

Suspensión y resaltos en la calzada

  • Para no dañar la suspensión de las motos todoterreno, hay que tener cuidado con los resaltos en la calzada.

 

  • No pase por encima de los resaltos con su moto a más de 20 kilómetros por hora. El truco está en ir reduciendo la marcha poco a poco, en cuando divise a lo lejos la señal de tráfico avisando de que hay resaltos en la vía.

 

No es adecuado conducir entre los coches

  • Las motos todoterreno están preparadas para conducir por áreas de difícil acceso, como terrenos pedregosos, arenosos o con numerosos obstáculos y baches; pero no son idóneas para realizar maniobras bruscas, por lo cual no es adecuado conducir entre los coches, como suelen hacer los conductores de motocicletas, aunque sirva para poder avanzar mientras los coches están parados debido a un atasco.

 

  • Circule con su moto todoterreno de modo similar a cómo lo haría si la anchura de su vehículo fuera la de un turismo.

 

Cuidado en los adelantamientos

  • El motor de las motos todoterreno no tiene capacidad para acelerar de forma brusca, por lo cual lo recomendable es adelantar solo si eso no supone invadir un carril de sentido contrario, a no ser que se tenga una gran visibilidad, para así evitar encontrarse un vehículo de frente que nos obligue a acelerar bruscamente para reincorporarnos al carril de nuestro sentido.