Vacaciones gastronómicas en Asturias

Dedicar un viaje a disfrutar de la exquisita comida de Asturias, es una de las mejores opciones que puede elegir cualquier persona que sea amante de la buena cocina.

Asturias es conocida, sin duda, por la maravilla de sus pueblos enclavados en la montaña, los maravillosos paisajes que ofrecen los Picos de Europa y su maravillosa arquitectura de estilo románico que componen casi el total de sus rincones, pero no se puede olvidar la infinita variedad de sabores que ofrece su cocina y que es uno de los mayores atractivos de esta región española.

Rutas gastronómicas de Asturias

Son muchos los recorridos de interés culinario que se pueden realizar por Asturias. Ejemplo de ello es la ruta que va desde el pueblo de Cabrales hasta el de Canga de Onís donde se pueden degustar sus famosos quesos de Gamoneu o de Cabrales, independientemente de los rincones culturales que ofrece este camino. El concejo de Sobrescobio, localizado en el Valle del Nalón, cuenta con algunas de las vacas que ofrecen la mejor leche de toda Asturias con las que fabricar sus quesos.

 

No se puede olvidar una de las rutas más realizadas por los turistas que llegan a esta provincia española: la de la sidra. Pasando por los pueblos de Villaviciosa, de Nava y de Caserinos, en cualquier de ellos se puede degustar la mejor sidra sin duda, de toda España.

Recorridos gastronómicos por Asturias

La ruta del vino es otra de las favoritas por todo aquel que se decide a visitar Asturias. Muy cerca del bosque de Muniellos crecen algunas de las mejores cepas ideales para la fabricación de esta bebida. En Gijón se pueden degustar platos tan exquisitos como la ventresca de bonito, la famosa fabada asturiana o el pulpo con setas que forman parte de la excelente y variada cocina de esta zona del norte de España.

 

La ruta de las Estrella Michelín, la ruta de Avilés, la ruta fluvial del río Narón y del río Navia, la ruta del diccionario asturiano o el recorrido que se puede realizar por la ciudad de Oviedo donde se pueden probar todos los platos de esta localidad en cualquiera de sus numerosos bares o restaurantes, también constituyen algunos de los máximos rincones de interés culinario para los amantes de la cocina en general y de la comida asturiana en particular.