Vacunas exigidas para viajar a Senegal

Viajar a Senegal puede ser una experiencia emocionante, pero hay que estar informado sobre las vacunas requeridas cuando se viaja a este país.

Los viajes son una costumbre agradable para muchas personas. Entre los destinos exóticos que se eligen, uno de ellos es Senegal. Viajar al norte de Senegal puede ser bonito y emocionante. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que antes de viajar a Senegal hay que ir al doctor para que te ponga las vacunas pertinentes.

Vacunas que siempre son necesarias si vas a Senegal

Sea cual sea la época del año en la que se vaya a viajar a Senegal, las autoridades sanitarias siempre recomiendan las siguientes vacunas. La vacuna de la fiebre amarilla es importante y se la pueden poner en los centros de salud habituales los niños que superen el año de edad.

 

La misma disponibilidad existe para la vacuna contra la Hepatitis A. Sin embargo, las personas que han vivido en una sociedad desarrollada es posible que hayan ya desarrollado anticuerpos contra esta enfermedad por lo que, para ahorrar dinero en vacunas, es recomendable realizarse previamente un estudio de anticuerpos.

 

Las otras enfermedades peligrosas si se va a viajar a Senegal son la Hepatitis B, cuya vacuna se pueden poner los niños que sean mayores de dos meses, la difteria, el tétanos y la poliomielitis. En lo referente a estas tres última enfermedades, si una persona se vacunó de estas hace más de diez años, es importante ir al médico para que se ponga otras vacunas que refuercen su sistema inmunitario.

Vacunas que dependen de las características del viaje

Si se va a viajar a Senegal y se sabe que el lugar tiene unas condiciones higiénicas escasas, lo más recomendable es vacunarse contra la fiebre tifoidea, que se puede poner los niños que tengan más de dos años. También es importante informarse sobre los medicamentos contra la malaria en el centro de salud más cercano.

 

Si cuando vayas a viajar a Senegal, sabes que tu estancia será bastante larga, existen otras vacunas que se aconsejan recibir. La vacuna contra la rabia es aconsejable si este periodo se pasará relativamente aislado del mundo exterior y se puede aplicar a niños que ya sepan caminar. También es importante, sobre todo si se sabe que la zona a la que se viaja es epidémica, la vacuna contra la meningitis meningocócica, para niños de edad superior a dos años. Para los niños, son indispensables las vacunas de la tuberculosis cuando tengan un mes y de sarampión, paperas y rubeola a los nueve meses.