Ventajas de hacer pilates

En lo últimos años, hacer pilates se ha convertido en una de las actividades físicas más recomendada por los médicos, debido a la variada gama de beneficios que provee.

A diferencia de los ejercicios de gimnasia tradicionales, hacer pilates ofrece una gran cantidad de ventajas globales y duraderas, tanto para el cuerpo como para la mente. De esta manera, proporciona una mejor calidad de vida que se puede percibir tan sólo después de unas pocas clases. Sin embargo, lo ideal es realizarlo de manera frecuente y durante un buen tiempo para lograr aumentar progresivamente sus beneficios. Esta técnica puede ser practicada por personas de todas las edades y estados físicos, incluso mujeres embarazadas.

Beneficios corporales

Hacer pilates mejora unas cuantas condiciones físicas. Por ejemplo, ayuda a fortalecer la musculatura profunda, en especial la de las zonas del abdomen, espalda y glúteos. Al mismo tiempo, influye considerablemente en la obtención de una buena flexibilidad. Es así que a través de sus ejercicios es posible mejorar la salud de las articulaciones, reduciendo efectivamente las posibilidades de lesionarse.

 

Por otro lado, es de gran ayuda para mejorar la postura corporal a través de la concienciación de la misma, y sobre todo, el entrenamiento del equilibro, reduciendo así los dolores de espalda y cuello provenientes de este tipo de hábitos equívocos.

 

Es así que hacer pilates no sólo se trata de otra alternativa para ejercitarse, sino que es sobre todas las cosas una excelente forma de conseguir un cuerpo fuerte, ágil y saludable a la vez.

Ventajas psicológicas

Aquellos que acostumbran hacer pilates aprenden rápidamente a respirar y concentrarse adecuadamente, hábitos fundamentales para lograr prevenir y reducir el estrés. Al igual que lo hace el descanso óptimo, promovido por la liberación de tensiones musculares y dolores articulares obtenida a través de su práctica. De esta manera, es ideal para gozar de una buena salud mental.

 

Por otro lado, sus ejercicios ayudan al conocimiento del cuerpo a través de la experimentación de distintas sensaciones, difíciles de experimentar en otro tipo de gimnasias. Esto especialmente resulta beneficioso para aquellos que precisan mejorar su autoestima, su relación consigo mismo como también, con los demás.