Ventajas y desventajas de conseguir una beca Erasmus

Para muchos estudiantes europeos conseguir una beca Erasmus supone una de las mejores experiencias de sus vidas, aunque no todo son ventajas.

El programa Erasmus es una beca para la movilidad de los estudiantes universitarios pertenecientes al Espacio Económico Europeo. Para conseguir una beca Erasmus se debe estar cursando una licenciatura o diplomatura y haber aprobado el primer curso. Tras ser aceptada la solicitud se deben pasar las pruebas de corte, dependiendo del destino que se haya seleccionado. Se trata de una asignación monetaria mensual o trimestral, dependiendo del caso.

Ventajas

  • Conseguir una beca Erasmus significa para muchos independizarse por primera vez y vivir en el extranjero un año entero. Para elegir destino no es obligatorio dominar el idioma local así que ofrece la posibilidad a muchos estudiantes de aprender un idioma nuevo mientras realizan sus estudios universitarios. Además, las asignaturas aprobadas durante la beca Erasmus se convalidan por ley a la vuelta, en el país de origen. 
  • Conseguir una beca Erasmus está asociado con la libertad del estudiante, con vivir nuevas experiencias y hacer amigos que pueden ser para siempre. Para un estudiante este tipo de estancias en el extranjero es un aliciente muy importante, una experiencia enriquecedora tanto personal como académicamente, ya que muchas empresas valoran que los estudiantes hayan estado estudiando en el extranjero y tengan más de un idioma. Además, en lo personal, ayuda a los jóvenes a madurar, obligándoles a asumir responsabilidades en las tareas del hogar, en el gasto mensual o en asuntos burocráticos.

Desventajas

  • Lamentablemente, conseguir una beca Erasmus no significa, a veces, tener un apoyo suficiente para estudiar en otro país. La ayuda es de aproximadamente 450 euros que pueden ser pagados mensual o trimestralmente, aunque puede ser menor. Para estudiar en otros países, sobre todo del norte de Europa, ese dinero es insuficiente para alquilar una habitación y hacerse cargo de los gastos diarios. Muchos estudiantes con beca Erasmus buscan trabajos en sus ciudades de destino para poder subsistir durante la beca, y la mayoría suele depender del dinero de sus padres.
  • Además conseguir una beca Erasmus no significa tener un año de vacaciones en otro país europeo. Algunas universidades europeas exigen a los estudiantes Erasmus lo mismo que a los estudiantes nativos, por lo que los estudiantes extranjeros deben aplicarse y estudiar más aun, intentando superar la barrera del idioma y habituándose a convivir lejos de la familia, amigos e incluso de sus parejas, lo que a veces puede resultar traumático. Algunos creen que Erasmus es perjudicial para su carrera porque en algunos destinos supone poca preparación universitaria y demasiado tiempo de ocio nocturno, lo que al año siguiente suele conllevar varios suspensos por falta de preparación.