Verano de camping: cómo preparar el equipaje

Cuando se trata de preparar el equipaje para una primera experiencia como acampado se ha de tomar constancia de lo que resulta imprescindible y de lo que no se utilizará bajo ningún pretexto.

Este verano se ha decidido entre el grupo de amigos o familiares que las vacaciones serán en un camping para poder disfrutar de la naturaleza y ahorrarse un dinero. Ante esto suelen aparecer muchas dudas respecto a cómo preparar el equipaje, qué cosas se necesitarán y cuáles son prescindibles, así como en qué lugar se comprarán todos los materiales.

Un paseo por las tiendas de deporte

Cuando se emprende un viaje de estas características rara vez es el último. El camping gusta y, normalmente, se vuelve a repetir, por lo que comprar material nuevo antes de pedirlo prestado resultará más rentable a largo plazo. No obstante, para que las vacaciones continúen siendo baratas es recomendable acudir a superficies como Decathlon, con ofertas de calidad.

 

Antes de preparar el equipaje es preciso saber el tipo de tienda de campaña que se necesita. Las de la marca Quechua están bien para un fin de semana, pero si se va a pasar más tiempo se requerirá de algo más grande con almacén. Asimismo, un toldo y una pequeña tienda auxiliar que haga las veces de almacén accesorio serán de gran utilidad.

Prescindible e imprescindible

Cuando han aparecido personas en un campamento con objetos como un secador de pelo, sin haberse fijado antes en que el camping al que iban no disponía de enchufes ni electricidad, se aprende a estar informado sobre el sitio al que se va. Del mismo modo, llevar bañador si no hay playa en los alrededores es un modo de ocupar sitio en elementos innecesarios.

 

Para preparar el equipaje se tiene que tener en cuenta incluir ropa acorde con la temperatura media del lugar, un saco, la esterilla, una linterna, una navaja y la crema solar, así como enseres higiénicos. La compra previa de los alimentos y bebidas, a no ser que resulte imprescindible, sólo consumirá gasolina, ya que los camping suelen estar cerca de centros urbanos.