Verano en Niza para aprender francés

La mejor forma de estudiar un idioma es pasar el máximo tiempo posible en el país de origen. Para aprender francés en Niza, los cursos intensivos de verano son una forma divertida de aprender un idioma.

Pasar el verano en uno de los lugares más exclusivos de Francia y a la vez aprender francés es una idea de lo más acertada. Hay muchas empresas que ofrecen cursos exclusivos en Niza donde combinan el estudio con actividades de ocio y deportivas. El colegio Azurlingua puede ser una excelente opción.

Azurlingua, un colegio de calidad

Azurlingua es uno de los mejores colegios para aprender francés como segunda lengua que hay en la Costa Azul. El campus central está situado en la Avenida G. Clémenceau a pocos pasos de la estación de tren, a quince minutos de la playa (Promenade des Anglais) y a diez minutos caminando hasta llegar a la arteria principal de la ciudad, la Avenida Jean Médecin.

Prueba de acceso y estancia

Al llegar al colegio, se realiza un examen de francés oral y otro escrito para averiguar qué nivel es el que tiene la persona y así asignarla a la clase correspondiente para aprender francés. Para la estancia se puede elegir entre el campus central, un hotel o bien optar por convivir con una familia. La mejor opción, el campus, para tener independencia al lado de las clases.

Los cursos

Los diferentes tipos de cursos para aprender francés están divididos en tres opciones: cursos para adultos, cursos para adolescentes y formación del profesorado. Un número reducido de estudiantes componen las clases lo que permite aprender francés de una forma personalizada. Hay cursos estándar, intensivos o combinados siendo las clases de 45 minutos un día por la mañana y otro por la tarde.

Información útil

Las reservas deben realizarse al menos con dos meses de antelación a través de la página web de Azurlingua o mediante una empresa que se dedique a tramitar clases en el extranjero. Es importante planificar este viaje con tiempo para asegurar al alumno el tipo de hospedaje que desea. Los nuevos alumnos llegan los domingos y se marchan los sábados.