Viajar en barco: cómo evitar los mareos y las náuseas

Marearse al viajar en barco es siempre algo realmente fastidioso que se puede minimizar estando al aire libre, buscando puntos de equilibrio y cuidando los alimentos y bebidas que se ingieren.

Viajar en barco puede provocar mareos. Los pescadores y marineros han desarrollado a lo largo de los años una serie de prácticas y trucos para evitar marearse cuando viajan entre las olas.

Procurar estar en ambientes frescos en el barco

Es recomendable a la hora de viajar en barco si se quieren evitar los mareos estar el máximo tiempo posible en cubierta para sentir el aire fresco y evitar estar en compartimentos cerrados. Los sitios cerrados causan agobios en las personas y favorecen las náuseas.

 

Procura estar siempre descansado y, si te sientes mareado, lo mejor es tomar un baño frío, ya que el frío despeja la mente, estimula la circulación sanguínea y ayuda al cuerpo a eliminar la sensación de mareo.

Buscar puntos de equilibrio en el barco y en ti mismo

Cuando se vaya a dormir, lo más adecuado si se va a viajar en barco es hacerlo en un camarote que esté cerca de la línea de flotación, ya que allí el movimiento es menor.

 

Y para mantener uno mismo el equilibrio es una buena idea mantener la mirada en el horizonte u en otra embarcación que esté en un punto lejano. Asimismo, hay que evitar realizar actividades que exijan mantener la vista fija en un punto cercano, como la lectura o la preparación de aparejos de pesca (es mejor hacerlos antes de subir a la embarcación si uno se marea con facilidad).

Otros consejos para viajar en barco

Al viajar en barco hay que procurar consumir alimentos sólidos que estabilicen el estómago, especialmente bocadillos, ya que la miga de pan resulta muy eficaz en estos casos. Evita ingerir sustancias que puedan crear un ambiente adverso en el interior de tu estómago, como bebidas alcohólicas o bebidas ácidas.