Viajar en tren de Madrid a Sevilla: tres horas inolvidables

Gracias al tren de alta velocidad, la experiencia de viajar en el tren de Madrid a Sevilla se convierte en algo muy especial

Antiguamente, viajar en tren de Madrid a Sevilla suponía más de seis horas de trayecto, y en coche un tiempo similar debido a los atascos, pero en la actualidad es posible llegar a Sevilla en tan sólo tres horas.

Tres horas que no se convierten en cinco
Con estar en la estación de tren un cuarto de hora antes de la salida del mismo es suficiente: no es preciso estar dos horas antes para embarcar, como sucede en los aeropuertos. En el tren de Madrid a Sevilla el embarque supone sólo unos cinco minutos. Entra, pasa su maleta por los rayos X de seguridad a la entrada de los andenes, entra al vagón y simplemente toma asiento dejando la maleta en el maletero, el cual está situado en un hueco cerca de nuestro asiento.

Viajar viendo el paisaje, o tomar algo en el vagón restaurante
Los 350 kilómetros por hora que alcanza el tren son suficientes para que el tren de Madrid a Sevilla tarde solamente tres horas en llegar a su destino, pero a su vez, podemos ver los diversos paisajes de las tierras por las que el tren pasa. Los dorados campos de Castilla con sus molinos y sus vacas, y el armonioso paisaje andaluz, deleitarán nuestros ojos mientras estamos comodamente sentados en las confortables butacas del tren de Madrid a Sevilla, las cuáles podemos reclinar para estar más cómodos, si nos apetece.

El vagón restaurante es el último del tren, y nos quedará cerca si viajamos en clase preferente, pero aún viajando en turista, es fácil llegar hasta él. Diversas variedades de bebidas y comidas se sirven en él, desde cafés, tes y chocolates a la taza hasta bollos, bocadillos o pinchos de tortilla.

Clases de pasajes
Se puede viajar en clase turista o en clase preferente. La diferencia entre ambas es que en la preferente se sirve la comida o cena, según la hora en la que transcurra nuestro viaje en tren de Madrid a Sevilla. ¡Buen viaje!