Vida vintage: las nuevas tendencias en bolsos de mano

Los diseñadores recuperan el estilo sententero que, combinado con bolsos de mano cuadrados o con cordón, definen el estilo vintage.

El vintage está de moda y los distintos diseñadores apuestan por modelos que van desde la década de los veinte hasta los noventa, haciendo hincapié en el más puro estilo setentero. Además de lucir estilo y diseño en las nuevas pasarelas de moda, los complementos también se adaptan a las tendencias, como los bolsos de mano vintage.

Moda vintage

En muchas ocasiones se emplea como sinónimo de vintage, términos como segunda mano, antiguo o retro. Sin embargo cada uno hace referencia a un concepto distinto. En este sentido, el retro se basa en los diseños de los sesenta y setenta, lo antiguo hace referencia a lo que tiene unos cincuenta años y los artículos de segunda mano, los que han sido estrenados por otra persona.

 

Actualmente, los modistos basan muchas de sus creaciones en la década de los setenta. Así, se rescatan modelos desde la década de los veinte en adelante, llegando a influir en el estilo del peinado y complementos como en los bolsos de mano, en los que se recuperan los antiguos diseños combinándolos con tejidos que recuerdan a esa época.

Bolsos de mano

Las nuevas tendencias establecen en los complementos un diseño setentero acompañados de un cordón, como es el caso de los bolsos de mano. También encontramos bolsos de tonos principalmente metálicos, con adornos, dibujos y todo tipo de impresiones animales.

 

En cuanto a la forma, destacan los bolsos de mano con forma de sobre o completamente cuadrados. Además, los diseñadores apuestan por modelos acolchados y de asas trenzadas. Para las más atrevidas, pueden encontrar complementos de formas variopintas como los que recuerdan a los antiguos sombreros o mini faldas plisadas de los sesenta.

Cómo combinar la ropa y los complementos vintage

Pantalones de cintura alta y camal ancho o bengala, son algunas prendas para conseguir un look vintage. A su vez, las blusas con mangas onduladas, suéters que deberemos meter por dentro del pantalón o falda, al que se le puede añadir un collar para darle el toque retro o cualquier modelo con tono metálico, son aptos incluso durante la noche.

 

Los vestidos largos y ceñidos se combinarán con bolsos de mano con correa larga o asas. A esto se le pueden añadir todo tipo de anillos o pulseras, dependiendo siempre de nuestros gustos. En cuanto al peinado, lo dejaremos liso y largo o simplemente, conseguiremos un rizo ligeramente definido, que podemos conseguir utilizando espuma o gel para el cabello.