Voltereta hacia adelante para impresionar en los partidos

A la hora de festejar un gol con el equipo, la voltereta hacia adelante es la celebración de los ganadores, ya que no solo demuestra un estado físico saludable, sino también una actitud muy positiva.

Convertir un gol es una sensación celestial. Hay quienes se limitan a sonreír, guardando para sí la emoción. Sin embargo, muchos jugadores desean festejar el gol a lo grande: abrazos con los compañeros, celebraciones con el público de las gradas o mensajes en camisetas. Si alguien acaba de convertir un gol y desea comunicarle al mundo su estado de euforia, una voltereta hacia adelante le ayudará a lograrlo.

Ciertas precauciones
Antes de realizar la voltereta hacia adelante, es recomendable ejercitar. Se debe practicar varias veces para que a la hora de realizarla frente al público se cuente con la seguridad de que se podrá hacer sin pensarlo dos veces. Una voltereta mal realizada puede significar, en el mejor de los casos, una quebradura o alguna lesión leve.

Preparación física
Si no se cuenta con la pericia necesaria para realizar este tipo de acrobacias, lo mejor será utilizar una colchoneta para minimizar el riesgo de golpes. Antes de comenzar a ensayar la voltereta hacia adelante, es conveniente realizar un calentamiento previo.

La mejor manera de entrar en calor es trotando por el lapso de media hora. Luego de esto, es altamente recomendable realizar ejercicios de elongación en piernas y brazos. De esta manera es menos probable el riesgo de lesiones, ya que los músculos son más flexibles.

Practicar antes de hacerla en público
La voltereta hacia adelante es muy fácil de lograr y, luego de haberla realizado exitosamente por primera vez, podrá ser perfeccionada mediante la práctica.
Primero, debe colocarse en frente a la colchoneta con las piernas flexionadas levemente. La barbilla debe estar inclinada hacia abajo mientras que se apoyan las manos en la colchoneta.

El objetivo del ejercicio es lograr la voltereta con las manos apoyadas, sin que la nuca toque la colchoneta, con la espalda arqueada. Una vez que se impulsa el cuerpo hacia adelante, la gravedad hará el resto, haciendo girar todo el cuerpo en la colchoneta.

Siguiendo el impulso inicial, se debe procurar terminar la prueba de pie, con los brazos levantados y la espalda erguida. Las piernas deben permanecer juntas a lo largo del ejercicio. Es importante rodar sutilmente, sin forzar el movimiento ni realizar movimientos innecesarios.

Practicar en el campo de juego
Una vez dominada la voltereta hacia adelante, es hora de practicarla en el campo de juego para acostumbrarse al terreno del mismo. Si la voltereta se ha logrado realizar exitosamente en la colchoneta, ha de ser realizada exitosamente también en el campo de juego.